Tras casi un año desde su puesta en funcionamiento (el 24 de noviembre de 2015), el Código de Buenas Prácticas Mercantiles cuenta ya con 78 entidades adheridas. Gracias a él, las relaciones comerciales ganan en “equilibrio y transparencia” y, además, se consigue mejorar el acceso a la información y la trazabilidad a lo largo de la cadena alimentaria, según explica el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama).