El consumo moderado de cerveza puede resultar beneficioso para reducir la hipertensión.

Una estudio de la Sociedad Española de Hipertensión subraya que el consumo moderado de cerveza puede incluirse en la dieta de los pacientes hipertensos como un método de reducción del riesgo de la enfermedad.