LA XUNTA ADMITE QUE TRES DE CADA DIEZ GRANJAS LÁCTEAS COBRAN MENOS DE 26 CÉNTIMOS POR LITRO.

La asociación que representa a las principales industrias lácteas de Galicia dejó ayer plantados a Xunta, organizaciones agrarias y distribución en la cita fjada por la Consellería do Medio Rural para abordar la crisis que atraviesan muchas explotaciones por los bajos precios y la incertidumbre sobre la recogida. Solo acudió Jesús Lence, el propietario de Leche Río, empresa lucense que no está integrada en la Aelga. Esa ausencia, que los sindicatos tildaron de «lamentable», impidió obtener un mínimo compromiso de cambio o ayuda por parte del segundo eslabón de la cadena para enfrentar una crisis en la que tres de cada diez granjas están sometidas a «contratos basura» con precios inferiores a los 26 céntimos por litro de leche.