Las exportaciones españolas de vino crecieron un 3,5% en el primer cuatrimestre, hasta 781,6 millones.

España se consolida como primer exportador mundial de vinos en volumen, por delante de Italia y aventajando sensiblemente a Francia.