Los analistas aseguran que el gasto de las familias crecerá en torno al 2%, frente al 3% de este año. No obstante, también hay factores que sostendrán el crecimiento del gasto privado.