Dos cervezas canarias formarán parte del nuevo gigante del sector.


15 Oct . 2015

1 min

CERVEZAS

De entre la aristocracia de los mayores productores de cerveza del mundo ha emergido esta semana un rey cuya estancia en el trono tiene visos de perdurar durante muchos años. La belgo-brasileña Anheuser-Busch (AB InBev), que ya lideraba las ventas globales, fortalece su posición con la compra de su mayor rival, la anglo-sudafricana SABMiller. La adquisición crea un grupo con una cartera de más de 350 marcas entre las que habrá un pequeño vestigio español: Tropical y Dorada, las cervezas líderes en Canarias y hasta ahora controladas por SABMiller.

Subscríbete a nuestra newsletter

Toda la información que necesitas en tu email