El pacto del vino llega a la N-122

En la nacional 122 entre Valladolid y Soria podemos encontrar la milla de oro del vino, donde se encuentran emplazadas las bodegas de Arzuaga Navarro, Abadía Retuerta y Pago de Carraovejas. Ahora estas se han unido para lanzar un proyecto común con el que incentivar las visitas a la Ribera. Este pacto del vino lleva como nombre del proyecto: N-122 Valle del Duero y mediante él se espera poder ofrecer al viajero una experiencia mucho más enriquecedora.

El viajero enológico deja un gasto medio de 160 euros diarios

El perfil típico es el de un turista extranjero que acude a 1,93 bodegas durante estancias de 2,4 dias. Suelen gastar unos 160 euros diarios, generando 81 millones de euros en ingresos directos y 200 de indirecto.Los tres grandes sellos buscan con este pacto del vino, generar un motor de desarrollo que consiga crear riqueza y empleo en la comarca gracias a la N-122 como elemento vertebrador y de unión entre las regiones.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email