Hopsteiner asumirá hoy el control de la SAE y abrirá una nueva era para el lúpulo.


22 Oct . 2015

1 min

CERVEZAS

Hoy se escribe un nuevo capítulo de la historia de la Sociedad Anónima Española (SAE) de Fomento del Lúpulo, con sede en Villanueva de Carrizo desde su creación en 1945. El desembarco de la multinacional Hopsteiner, que acaba de adquirir el 80 por ciento del capital de la sociedad, abre una nueva etapa para el sector lupulero español, que tiene su máximo exponente en el Órbigo, donde se cultiva el 98% de la producción del país.

Subscríbete a nuestra newsletter

Toda la información que necesitas en tu email