El bajo valor del vino hace caer el saldo exportador por debajo de los 1.800 millones.

La provincia de Ciudad Real se quedó al borde de superar por segundo año consecutivo la frontera de los 1.800 millones de euros en exportaciones al cierre de 2015. Los buenos datos del mes de diciembre que hizo públicos ayer el Ministerio de Economía y Competitividad no sirvieron para que la provincia lograra el objetivo de alcanzar las cifras de 2014 (1.815,4 millones de euros), en parte porque la mejora de los dos últimos meses en la balanza exportadora no logró revertir del todo los descensos acumulados en los meses de verano, y Ciudad Real se quedó al cierre del año en 1.798,6 millones de euros, la segunda mejor cifra de la serie histórica, pero con un descenso del 0,9 por ciento con respecto al año anterior. A pesar de la caída y con datos aún provisionales, Ciudad Real volvió a liderar el grueso de las exportaciones de la región, aunque fue la única provincia que cerró el año con un dato interanual negativo, ya que los otros cuatro territorios regionales concluyeron 2015 con crecimientos entre el 12 y el 27 por ciento.