Emirates, 500 millones de dólares para disfrutar del mejor vino en el cielo.

Disfrutar de una refrescante copa de champán de Dom Pérignon o de un intenso tinto Premier Grand Cru Classé de Château Figeac es posible en un vuelo de la aerolínea Emirates. Y todo gracias a los 500 millones de dólares que ha invertido la compañía en su bodega.