Freixenet estudiará ofertas para entrar en su capital pero “sin perder su carácter familiar” .

Bonet comentó que “si hay algún accionista que quiere salir porque su interés es otro, es legítimo y puede hacerlo perfectamente”.