García Carrión se da de bruces contra la realidad del mercado .

El grupo cerró 2015 con un descenso de ventas y queda lejos de su objetivo de 950 millones de euros. Se quedó a 250 millones de su objetivo anual.