Las tiendas que no buscan vender

Mahou, Danone, Nestlé, Lindt, Acesur, Pascual, Borges, Torres o Bimbo apuestan por abrir tiendas propias tanto físicas como online. El objetivo no es tanto generar negocio como establecer relaciones directas con los clientes. El auge de los súper de surtido corto y del “discount” empuja a las marcas a crear canales de relación.
Fuente: Expansión