Orissón y Oretano renacen como mejores nuevos vinos de 2016.

Cuando en el siglo III a.C. el guerrero y régulo íbero Orissón poblaba la llanura manchega, poco se podía imaginar que veintitrés siglos después se convertiría en un vino. Y no un en uno cualquiera, sino en uno de los mejores nuevos vinos premiados en los «International New Wine Awards» de 2016. Pero este no es el único pesonaje de esa época que ha renacido dentro de una botella, ya que Oretano, otro vino tinto crianza del joven proyecto vitivinícola«La Encomienda» de Valdepeñas, consiguió una medalla de plata en este mismo certamen.