DAN SCHULMAN (PayPal)


04 Sep . 2021

8 mins

RESUMEN SEMANAL

«El precio del bitcoin es lo menos interesante de las criptomonedas»

Dan Schulman, el consejero delegado de PayPal cree que las criptomonedas harán el sistema financiero más eficiente y se prepara para admitir las monedas digitales de los bancos centrales.

A principios de 2016, el consejero delegado de PayPalDan Schulman, decidió que tenía que asimilar las criptomonedas.

Entonces, un bitcoin podía comprarse por unos 400 dólares (340 euros), mientras que PayPal valía unos 50.000 millones, tras escindirse unos pocos meses antes de su matriz Ebay.

«Cuando empecé [como CEO en 2014], creo que muchos pensaban que PayPal había vivido sus mejores días», explica Schulman, que previamente había ocupado cargos de responsabilidad en AT&T, Priceline.com, Virgin Mobile y American Express. «El día que llegué fue el día que se anunció Apple Pay -ese fue mi regalo de ‘bienvenido a Silicon Valley‘. Tuvimos que redefinirnos».

Schulman quería transformar PayPal de un simple botón de confirmación de pago en una «plataforma» que pudiese utilizarse para todo tipo de pagos digitales.

Así que en enero de 2016, incorporó a PayPal Wences Casares, cofundador de la cartera de bitcoin Xapo y uno de los primeros defensores de las criptomonedas en Silicon Valley. Fue el principio de un largo proceso educativo sobre cómo convertir a PayPal en una referencia fiable para los consumidores y los vendedores en el confuso y a menudo volátil mundo de las criptodivisas.

«Cada vez que pensaba que lo había entendido, hablaba de nuevo con Wences y me daba cuenta de que no lo había hecho por completo», recuerda Schulman. «La mayoría de la gente piensa que lo entiende y en realidad no es así. Tiene muchos matices… Quería asegurarme de que hubiera escala y funcionalidad real».

En los cinco últimos años, el precio del bitcoin se ha multiplicado por más de cien, a más de 40.000 dólares en la actualidad. La capitalización de mercado de PayPal se ha multiplicado por seis a más de 300.000 millones.

Pero Schulman sostiene que el precio del bitcoin es lo «menos interesante» de las criptomonedas. El ejecutivo cree que es sólo una parte de un necesario impulso para hacer el sistema financiero más eficiente e inclusivo.

«Creo que los gobiernos, los bancos centrales están entendiendo que el mundo avanza hacia los pagos digitales, que no se puede gestionar la política monetaria mediante la emisión de papel moneda«, afirma.

PayPal ha tardado más en adoptar las criptomonedas que su viejo rival Square, que permitió por primera vez a los vendedores aceptar pagos en bitcoin en 2014 y cuyo fundador, Jack Dorsey, se ha convertido en una figura dentro de la comunidad de las criptomonedas en los dos últimos años.

Schulman puede carecer de la credibilidad de Dorsey, pero posee el fervor de un converso. Quiere que PayPal esté preparado para admitir las monedas digitales de los bancos centrales (MDBC), algo que considera «inevitable» después de que China comenzase a probar su «yuan digital». Eso implica trabajar «codo con codo» con los reguladores y funcionarios del gobierno, y garantizar la «estabilidad e integridad del sistema al más alto nivel», señala.

Existe un contraste tácito con el proyecto estancado de criptomoneda de Facebook, LibraPayPal se retiró de la Libra Association en 2019 ante el temor a que Facebook no mantuviese suficientes contactos con los reguladores antes de su lanzamiento, contribuyendo a una respuesta legal que mantiene paralizado el proyecto, renombrado ahora como Diem.

«Eso no quiere decir que no debamos innovar», añade. «Sólo implica que tenemos que hacerlo con cuidado».

Entretanto, las fluctuaciones del precio del bitcoin parecen contribuir a que la aplicación resulte más atractiva. Los clientes de PayPal que atesoran criptomonedas suelen entrar con el doble de frecuencia que antes.

Tras incorporar la compra, mantenimiento y venta de criptomonedas en EEUU el año pasado, el servicio se abrió a los usuarios británicos de PayPal la semana pasada.

Los usuarios estadounidenses pueden utilizar las criptomonedas como una fuente de financiación para su monedero de PayPal, algo que Schulman confía en que cambie la imagen de las monedas digitales de clase de activo especulativo a herramienta de uso público. Sus 30 millones de vendedores pueden aceptar ya bitcoin sin tener que preocuparse por las comisiones de conversión u otras complicaciones.

Estas criptofunciones forman parte de la expansión de PayPal a lo que Schulman promociona como una «superaplicación» de pagos -que incluya mensajes, una cuenta corriente, pagos de facturas y transferencias de dinero, y funciones de compra- que se lanzará a finales de este año. Schulman ha asegurado que quiere convertir PayPal en una app que la gente use a diario.

La inspiración, como en el caso de tantas aspirantes a superaplicación, desde Uber a Facebook, es WeChat, la app para todo de China. Pocas compañías de EEUU o Europa han sido capaces de replicar el éxito de WeChat a la hora de englobar los mensajes, el comercio electrónico y los videojuegos en una única aplicación. Schulman consultó a Martin Lau, el presidente de la matriz de WeChat, Tencent, a la hora de formular la estrategia de PayPal.

PayPal fue fundada en 1998 -una eternidad en años de Internet-. Aunque pueda no tener ya el halo de enérgicas start up de fintech como Revolut o Klarna, Schulman sostiene que su longevidad le ha permitido ganarse la confianza de los consumidores. «No vas a vivir tu vida en una superaplicación si no confías en esa marca», afirma. La compañía también posee escala, superando recientemente los 400 millones de cuentas activas y procesando casi 5.000 millones de operaciones al trimestre.

El lanzamiento de la superaplicación llega justo cuando PayPal se acerca a la culminación de la separación de Ebay para cuya gestión se contrató originalmente a Schulman.

El momento es una coincidencia, asegura el ejecutivo, pero pone de relieve los cambios que ha atravesado PayPal en los siete últimos años.

La separación siguió a las presiones del inversor activista Carl Icahn, que había afirmado que el crecimiento más lento de Ebay estaba limitando el potencial de PayPal como compañía independiente. En el momento de la escisión, Ebay suponía una cuarta parte de los ingresos de PayPal y una proporción mayor de sus beneficios. Hoy representa un 4% de las ventas de PayPal después de que Ebay implementase su propio sistema de pagos.

Schulman y su homólogo en Ebay, John Donahoe, actual consejero delegado de Nike, elaboraron un plan a cinco años para «desenganchar a las dos compañías». «Teníamos un diagrama de Gantt de tres kilómetros de largo», explica. «Era una locura la cantidad de detalles que teníamos que revisar».

Además de detalles técnicos como separar sus centros de datos y las integraciones de dos enormes portales de Internet, había normas que regían los precios, el trabajo con rivales y los mapas de ruta de productos.

La transición no ha estado exenta por completo de problemas -en el trimestre más reciente de PayPal, algunos inversores se mostraron sorprendidos de que Ebay hubiese lanzado su propia plataforma de pagos más rápido de lo previsto. Pero Schulman explica que tanto él como Donahoe, que sigue presidiendo PayPal, se maravillan de lo bien que ha salido ese plan original de transición, ya que Ebay se ha convertido en «un importante cliente estratégico nuestro, pero uno de muchos».

Esta diplomacia será cada vez más importante para PayPal en un mundo de clientes y competidores que se solapan, como Apple, que permite usar PayPal para hacer pagos en la App Store y iTunes, pero que también compite con su propio Apple Pay.

«Mi visión de las cosas es que los negocios son algo personal. Muchas veces la gente dice: ‘no eres tú, son sólo negocios’, pero yo no me lo creo», afirma Schulman. «La gente tiene que poder mirarte a los ojos y confiar en ti».

Fuente: Expansión, Financial Times, Autor: TIM BRADSHAW, 30 de agosto 2021

Subscríbete a nuestra newsletter

Toda la información que necesitas en tu email