Selección Semanal 1 de Agosto – LA MIRADA ECONOMICA: Profesor Gay de Liébana (COPE)

Viernes 31 de Julio 2020: INVERSIONES INMOBILIARIAS

Se calcula que en el mundo hay más de 300.000 millones de euros prestos a invertir en el sector inmobiliario. Y España, si el panorama es predecible y no saltan sorpresas de cariz político y regulatorio, si se impone la seguridad jurídica y la estabilidad normativa y afloja la intervención pública sobre nuestra economía, podría ser un destino interesante para algún pellizco de esos fondos que buscan inversiones inmobiliarias. Para eso es imprescindible que se eviten tantas trabas administrativas que disuaden ánimos inversores.

Un sector, el inmobiliario, que en estos tiempos difíciles ha visto cómo se han ralentizado operaciones y las decisiones probablemente se estén postergando hasta que vuelva la calma.

El resurgimiento inmobiliario irá por activos y ahí los logísticos marcarán el paso. El comercio electrónico se va imponiendo y la logística es eje fundamental. Las inversiones inmobiliarias relacionadas con la salud ganan enteros. Y el alquiler residencial apunta fuerte. En cambio, hoy los inmuebles destinados a hoteles aflojan a causa de las circunstancias, y el comercio tradicional, el llamado retail, también. Las dudas asoman en lo relativo a los centros comerciales y la posible degradación de determinadas zonas, por lo que habrá que replantear sus usos.

Las previsiones sobre el mercado de oficinas se orientan hacia su reconversión tras la pandemia debido a la desaparición de empresas y al arraigo del teletrabajo. Y el gran reto, que está en manos de nuestros gobernantes, es el de facilitar la colaboración entre el sector público y privado para impulsar la inversión y el acceso que cubra la enorme demanda de vivienda que tiene España. Y así despedimos el mes de julio de 2020…

Jueves, 30 de Julio:“5G y activos tóxicos”

Sigue la guerra comercial o más bien tecnológica entre EE.UU y China que rivalizan por la hegemonía mundial. Reino Unido, soltando amarras de la UE se acerca al norte de América.

Con la pandemia como protagonista diaria de nuestra actualidad, dejamos de lado otros aspectos que conforman el marco económico. Sigue la guerra comercial o más bien tecnológica entre EE.UU y China que rivalizan por la hegemonía mundial. Reino Unido, soltando amarras de la Unión Europea, se aleja del Viejo Continente y se acerca al norte de América. No en lo geográfico, pero sí en lo político y económico. Y las redes 5G están en juego con un protagonista relevante, la china Huawei, que en el entorno estadounidense y de Trump genera desconfianza y a la que se veta. Boris Johnson se alinea con los predicamentos de la Casa Blanca. Londres no va a permitir que Huawei se encargue del 5G en Reino Unido y la excluye a partir de 2021. Y Londres trabaja ya con la ruptura definitiva con Bruselas, o sea, el Brexit. Australia ya dijo no a Huawei y a punto de hacer lo mismo están Canadá y Nueva Zelanda; o sea, la Commonwealth, la Mancomunidad Británica de Naciones. La red 5G es decisiva ante la era del internet de las cosas y cara a la transformación digital. La réplica a Huawei viene de la mano de Ericsson y Nokia, junto a Samsung. Tanto EE.UU como Reino Unido apuestan abiertamente por ese consorcio como operador de la red 5G en el mundo occidental.

En otro orden de cosas, nuestra banca promueve el alejamiento y la limpieza en sus balances de los activos tóxicos para sanear sus cuentas. Tras los años de esfuerzos de nuestros grandes bancos depurando tales activos aún restan unos 72.000 millones de euros que sanear y, ahora sí, se ponen en la tarea para estar preparados ante lo que pueda suceder en los próximos meses debido a las secuelas económicas de la pandemia. La concesión de crédito se irá endureciendo

Martes, 28 de Julio: Arenas Movedizas, Pintan bastos por más que se quiera disimular

A ver qué dicen los datos de la EPA, la encuesta de población activa, del segundo trimestre, o sea, cerrada al pasado 30 de junio. En teoría, Sergio, la EPA de ese trimestre es buena para el empleo sobre todo si coincide el efecto de Semana Santa con el despegue de la temporada estival. También en teoría, Sergio, la EPA del tercer trimestre mejora gracias al empujón turístico.

La de hoy, Sergio, no será una EPA positiva para el empleo. El frenazo económico del segundo trimestre, a causa del confinamiento, deja un nocivo rastro de desempleo. Y si nos las prometíamos felices para el tercer trimestre con más empleo y menos paro, pensando en que nuestra economía rebotaría por los efluvios turísticos del verano, con la virulencia de la pandemia disipada, ¡nuestro gozo en un pozo, Sergio!

El verano español se ha acabado. Ya son demasiados los países de Europa que recomiendan no viajar a España, con acento especial en Cataluña, y la catástrofe hotelera, turística y comercial se agrava. Empresarios y hoteleros reprochan, con razón, la mala gestión del gobierno central y del catalán. El IBEX se resiente del golpe turístico. Muchos hoteles se apresuran a cerrar ante las cancelaciones de reservas… El desánimo cunde…

Lamentablemente, Sergio, en este calamitoso escenario no cabe hablar de recuperación económica ni nada parecido. En septiembre empezará el recuento de bajas empresariales, empleos perdidos y un largo rosario de vicisitudes. El desplome de nuestra economía será mortal de necesidad. Y, por cierto, Sergio, en la EPA de hoy no cuentan como desempleados 1.830.000 trabajadores que a finales de junio estaban en ERTE. La economía española pisa arenas movedizas, Sergio. Pintan bastos por más que el desastre económico se quiera disimular

Lunes, 27 de Julio: Credibilidad y Espejismo

La credibilidad – cualidad de creíble – se gana a pulso. No es de izquierdas ni de derechas, tampoco de centro; es resultado del trabajo bien hecho. Cuando los principales países europeos, con Reino Unido al frente, y Francia, desaconsejan viajar a España por la falta de control de la pandemia, es que nuestras autoridades no gozan de credibilidad en Europa, a diferencia de Portugal y Grecia. El ímprobo esfuerzo hecho por nuestro sector turístico, con el hotelero a la cabeza, se va al garete. Más de 80.000 millones de euros dejará de ingresar nuestra industria turística. Si de la crisis de 2008 nos sacó el turismo, en parte gracias al tsunami que nos benefició por la inestabilidad de los destinos de la cuenca mediterránea, ahora, en esta crisis vírica y económica es el turismo el sector más sufrido. Y el conjunto de toda la economía que mueve nuestro turismo supone el 25% del PIB. Mazazo para la economía de España. Más paro y más pobreza…

Y de la credibilidad al espejismo de los manidos 140.000 millones de euros que de momento solo son buenas intenciones y afectuosas palabras. Y este asunto hay que explicarlo. Porque esa millonada que vendrá desde Bruselas, si llega, será entre 2021 y 2022. Como fondos de reconstrucción que son, hay que reconstruir, ejecutar, portarse bien, no pavonear ni aplaudir para cobrar. O sea, explicar en qué se invertirá efectivamente el dinero recibido, sin derroches, y al propio tiempo hacer reformas estructurales. Para que eso sea factible hay que poner en marcha toda la ineficiente maquinaria de la penosa burocracia española con Gobierno, Comunidades Autónomas y, sobre todo, el ímpetu empresarial. Aclaremos: los 140.000 millones, si llegan, no salvan el brutal déficit público de 2020, que puede superar tal cantidad, ni es cataplasma de nuestra deuda pública que apunta a cifra desmesurada e impagable; ergo, no nos salvan de la bancarrota…

Fuente: COPE: La Mirada Económica, profesor Gay de Liébana

Comentario NP: Incorporamos estos comentarios matinales que nos parecen muy interesantes y realistas, de la mano del profesor Gay de Liébana

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email