Selección semanal 17 de Julio – ACUERDO FISCAL GLOBAL: Los ministros de Economía del G20 apoyan el acuerdo fiscal global


17 Jul . 2021

5 mins

RESUMEN SEMANAL

 

  • En la reunión de octubre se tratará el tipo impositivo mínimo que se va a fijar y cómo se distribuirán los beneficios entre países.

Janet Yellen, secretaria del Tesoro de EEUU, durante una rueda de prensa de la cumbre. 

Las economías más grandes del mundo han dado su apoyo a un acuerdo para realizar una reforma fiscal global que impondría un impuesto mínimo a las corporaciones multinacionales, aumentando así la presión sobre un pequeño número de países que se resisten a sumarse al acuerdo.

Los ministros de economía y los banqueros centrales de las naciones del G20 que se reunieron en Venecia el sábado emitieron un comunicado conjunto respaldando el acuerdo fiscal, que fue acordado por los países del G7 el mes pasado y respaldado posteriormente por 130 países en las conversaciones celebradas por la OCDE en París.

El comunicado calificaba el pacto como «un acuerdo histórico sobre una arquitectura fiscal internacional más estable y justa» y el G20 invitó a «todos los miembros de la OCDE… que no se han sumado aún al acuerdo a hacerlo».

Éste pedía a todos los países participantes en las negociaciones «abordar con rapidez las cuestiones pendientes y ultimar los elementos de diseño» en la próxima cumbre del G20 en octubre.

Janet Yellen, la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, declaró que el G20 intentaría sumar a los reticentes, entre los que se incluyen Irlanda y Hungría, para que acepten el acuerdo, pero añadió que su aprobación no era necesaria para seguir adelante.

«No es esencial que se sumen todos los países», aseguró. Pero celebró los progresos del G20, afirmando en un comunicado a la conclusión de la cumbre que «el mundo está preparado para poner fin a la competición global para bajar la fiscalización corporativa, y existe un amplio consenso sobre cómo hacerlo».

Bruno Le Maire, el ministro de Finanzas de Francia, describió el acuerdo como «una revolución fiscal de las que se producen una vez por siglo».

«La reforma de la fiscalización internacional ha sido acordada, y no hay marcha atrás», aseguró.

Los próximos pasos en la cumbre de octubre del G20 serán fijar un tipo fiscal de sociedades mínimo acordado a nivel global y determinar cómo se distribuirán los beneficios de los impuestos entre los países.

Ocho países, entre los que se encuentran Irlanda, Barbados, Hungría y Estonia, han aplazado la aceptación de la tasa mínima del 15%, que cuenta con el respaldo de EEUU, China, India y la mayoría de los países de la UE. Otros países que se resisten son Sri Lanka, Nigeria y Kenia.

Algunas jurisdicciones con bajos impuestos y centros de inversión, como Bahamas y Suiza, ya lo han firmado.

Perú no se sumó originalmente al acuerdo porque no tenía un Gobierno, pero ya lo ha hecho. La lista de signatarios asciende a 132 países.

Yellen también expresó su optimismo con respecto a los avances del debate en cuestiones como el cambio climático y la respuesta contra la pandemia de Covid-19, y estableció el objetivo de que el G20 se comprometa a aportar 100.000 millones de dólares (84.200 millones de euros) en derechos especiales de giro en octubre para complementar el mecanismo de 650.000 millones del FMI, anunciado el viernes, para reforzar las finanzas de los países en vías de desarrollo.

«Sabemos que esta no será la última crisis sanitaria global», aseguró este domingo. «Mientras el virus siga extendiéndose, seguimos todos en riesgo».

Aunque el apoyo político del G20 dará un impulso a los esfuerzos para alcanzar un acuerdo final, que se espera que se implemente en 2023, siguen existiendo importantes cuestiones técnicas.

Estas incluyen varios acuerdos de excepción que permitirían a algunos países utilizar cláusulas de exclusión del pacto para fomentar la inversión.

Se espera que otro de los obstáculos sea la oposición de los republicanos en el Congreso de EEUU; el presidente Joe Biden probablemente necesite su aprobación al menos para algunos de los elementos de la propuesta.

Kevin Brady, el presidente republicano del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, ha descrito el acuerdo como «una peligrosa rendición económica que envía empleos estadounidenses al extranjero».

© The Financial Times Limited [2021]. Todos los derechos reservados. FT y Financial Times son marcas registradas de Financial Times Limited. Queda prohibida la redistribución, copia o modificación. EXPANSIÓN es el único responsable de esta traducción y Financial Times Limited no se hace responsable de la exactitud de la misma.

Financial Times, Autor: Miles Johnson, julio 2021

Otras noticias:

 

 

 

Subscríbete a nuestra newsletter

Toda la información que necesitas en tu email