Selección semanal 17 de Octubre – LA MIRADA ECONOMICA, Profesor Gay de Liébana: COPE RADIO

Viernes, 16 de Octubre: “La única izquierda que funciona en España es la de Rafa Nadal”

El profesor advierte de que “nuestras instituciones se debilitan” a la par que “las autoridades son incompetentes ante la pandemia” y “la gobernabilidad se esfuma”

Vivimos una época en que la economía, Don Carlos, se contagia del espíritu progre de aquellos años 70 del siglo pasado. La izquierda política, que se arroga ese toque progresista, rechaza con descaro, cuando no provoca, la iniciativa privada y al mundo empresarial. Posiblemente, Don Carlos, las reminiscencias del actual movimiento hippy político de España proceden de los genuinos progres de mi juventud, que se rendían a la magia ibicenca – o incluso menorquina los más endogámicos – dedicándose a la vida contemplativa y a escudriñar entrañas filosóficas. Aquellos hippies poco curraban, aunque puntualmente cada mes, con su progresismo a cuestas, iban a cobrar a las oficinas de correos el giro postal de los papás.

Esa perspectiva hippy, imperante en la fatídica gobernanza de España, que reniega del status quo y evoca un mundo utópico favorable a sus intereses, que no los de la sufrida España, currante y afanada, solo ve en la empresa el ultracapitalismo y la explotación proletaria, en plan marxista. La nueva casta de progres que nos gobierna provoca desconfianza sobre España a nivel internacional. 

Bruselas, interpretando ese ramalazo hippy y progre del Gobierno, sabe que si da algo de dinero a España – pongo en tela de juicio que nos den la millonada que Moncloa nos vende como la moto – tiene que ser con todo tipo de condiciones, no sea que resurja la vena hippy y sea Europa la que reemplace el papel de los papás de los hippies de los años 70. Nuestras instituciones se debilitan, retoñecen nacionalismos radicales, las autoridades son incompetentes ante la pandemia, la gobernabilidad se esfuma y la inestabilidad asoma en una España que financieramente se mantiene a costa del BCE y cuya situación real es de insolvencia. ¡La única izquierda que funciona en España es la de Rafa Nadal, Don Carlos!

Jueves, 15 de Octubre: sobre el cierre de bares en Cataluña: “Son las venas por donde corre la sangre ciudadana”

El profesor compara la decisión del Govern con la URSS de 1984, en la que no había bares ni tiendas en las calles de Moscú

Cuando en 1984 pisé por primera vez la entonces URSS, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, lo que más me impresionó fue ver que no había bares ni tiendas en las calles de Moscú, de Leningrado, hoy San Petersburgo, de Kiev… Los lugareños andaban por la calle como alma en pena. Sí que había alguna tienda, reconocible por largas colas de personas esperando su turno, pero pocas, Don Carlos. De regreso a España, después de una atropellada vuelta en la que resultaron milagrosos los magníficos oficios del entonces Ministro de Asuntos Exteriores, Fernando Morán, junto con el embajador español José Cuenca, pensaba en aquellas imágenes de la URSS donde no había una economía real, de la calle, vivaz, a diferencia de la España de bares, restaurantes y tiendas, contagiando de esa chispa de alegría que todos necesitamos y forma parte de nuestro ADN. Porque la auténtica representación del pueblo, donde se habla, discute noblemente, se parlamenta y se pacta es en los bares, restaurantes y tiendas, no en la Carrera de San Jerónimo…

Ahora, en Cataluña, el Govern, en plan URSS, decreta el cierre de bares y restaurantes, cercena tiendas, y apuñala una parte vital de nuestra economía, estrangulando a empresarios y destrozando miles de empleos. Se ve que bares, restaurantes y comercios son centros obscenos e infecciosos de coronavirus; ellos que son las venas por donde corre la sangre ciudadana. Con tal decisión se da un golpe mortal para esa economía vocinglera callejera, se limita la libertad de expresión del populacho, que somos la gente corriente, y las calles muertas, sin brotes de vida y agonizando la economía. Y todo por esa incompetencia de nuestras autoridades en el control de la pandemia. Don Carlos: definitivamente esta España de hoy está más cerca de la URSS de 1984 que de la prosperidad. La España cada día más sovietizada…

 

Miércoles, 14 de Octubre: “Si Europa no nos interviene pronto, será difícil que España remonte”

El Fondo Monetario Internacional estima que la caída del PIB de nuestro país a causa de la pandemia se situará en el 12,8%, el peor descenso de Europa

Esto huele a boñiga, soltando pestilentes hedores, Don Carlos. La economía española cae a los infiernos este año, hundiéndose el PIB el 12,8%, prácticamente el 13%, sin que haya ningún otro país, en la lista del FMI, que lo haga de manera tan trágica. El vaticinio de ayer del Fondo empeora aún más los pesimistas presagios del Banco de España que en el escenario más malo pronosticaba un derrumbe del PIB del 12,6%. Lo peor es que a nivel mundial, las negras previsiones mejoran, Don Carlos. Echemos un vistazo al entorno. El PIB de Italia caerá el 10,6%; el de Portugal, 10%; el de Francia, 9,8%; y el de Grecia el 9,5%. La Zona Euro cae el -8,3%. Y mientras España se aboca al vacío, Alemania sufrirá un desplome del PIB del 6%, Países Bajos del 5,4% e Irlanda solo del 3%. No sé si entre la caída del PIB de Irlanda del 3% y la nuestra, del 12,8%, tiene algo que ver que Michael Higgins, el presidente de Irlanda, viaje en Ryanair y Pedro Sánchez, el presidente de España, lo haga en Falcon.

No sé, Don Carlos. Lo que sí está claro es que quienes mandan aquí no es que lo estén haciendo mal, sino tan mal que hay que cuestionar cuáles son sus intenciones. Si Europa no nos interviene pronto, con el auxilio del FMI y no sé si de otros organismos internacionales, será difícil que España, precipitada a los infiernos, remonte. A ese paso cristaliza aquel augurio de convertirnos en los parias Europa. De los infiernos no sale nadie, Don Carlos. La crisis sanitaria prosigue con la pandemia azotando. La crisis económica, que no sabemos cuándo demonios acabará, nos pulveriza. Y la crisis social está germinando con un paro apuntando al 17%. Y la política continúa con sus coñas, soslayando la agonía. Paisaje lúgubre el que se avista y por el momento sin soluciones. Presente oscuro, futuro negro, Don Carlos, bajo el dictado de nuestros mandamases…

 

Martes, 13 de Octubre: “Estados Unidos sigue cosechando Premios Nobel”

EEUU acumula ya 384 premios por su apuesta por “la formación, cualificación y preparación de su gente”

Los profesores estadounidenses, Paul R. Milgrom y Robert B. Wilson, de la Universidad de Stanford, por sus aportaciones a la teoría de subastas mediante modelos teóricos aplicables a la fijación de precios, son los galardonados con el Premio Nobel de Economía de este año, Don Carlos. Amigos y vecinos, ambos llevan años bregando con su formación matemática que se traslada a teorías económicas. Su trabajo se ha impulsado con Internet, por ejemplo, cuando entramos en un buscador y ahí están los anunciantes, gracias a que ocupan un espacio adjudicado en subasta. O al pagar el dichoso recibo de la luz, que detrás hay una subasta… O en la asignación de radiofrecuencias o de emisiones de CO2. Y un sinfín de aspectos rutinarios de nuestras vidas, Don Carlos.

Pero más que destacar hoy la labor concreta de los profesores Milgrom y Wilson, flamantes Nobel, sí querría subrayar el hecho de que Estados Unidos sigue cosechando Premios Nobel, lo que da una idea de su producción científica e investigadora que, a la postre, cristaliza en su liderazgo económico. Este año, además de los dos de Economía, suma dos en Medicina, uno en Física, otro en Química y el de Literatura. Así que, si mis cuentas no fallan, Don Carlos, Estados Unidos acumula ya 384 Premios Nobel.

En definitiva, tales galardones son un reconocimiento al capital humano de un país, que deviene en mayor productividad económica gracias a la formación, cualificación y preparación de su gente, al estudio, a la investigación, a la innovación, fomentando, a su vez, hábitats que atraen al talento. Estos son cimientos de una fornida economía, Don Carlos, algo que aquí escasea y más que escaseará con la progresía que nos está conduciendo a las profundidades de los abismos económicos.

 

Lunes, 12 de Octubre: “Más que hablar de recuperación, hay que hacerlo de reconversión económica”

Para el profesor, el “envite” que supone la crisis económica derivada del coronavirus requiere algo que “no tenemos”: “líderes legitimados que generen confianza”

Aunque en este puente del Pilar quienes pueden se desplazan, pensando en aquello de que nos quiten lo bailao por si nos reconfinan, palpo escepticismo ante los anuncios triunfalistas que vía Zoom envía la Moncloa, Don Carlos. Lo de los prometidos 800.000 empleos no cala con más de 700.000 personas aún en ERTE, previsiones de empleo bajando y paro subiendo. Tampoco cuaja lo de la ambigua recuperación económica. Ni hay convicción en que lleguen desde Bruselas, no ya los presuntos 140.000 millones de euros, sino tan siquiera los propagados 27.000 millones que igual se quedan en una migaja de 14.000 millones en 2021. Agreguemos que el BCE empieza a estar muy cargado de deuda española y si hay que salir a los mercados financieros en plan pedigüeño para seguir dándole a la matraca del endeudamiento, los mercados impondrán a España un correctivo por la desconfianza, en todos los órdenes, que generamos en el mundo.

Así, Don Carlos, que los miles de millones de euros que vengan de Europa apuntan más a fondos europeos a título rescatador. Y mientras Alemania, Francia e Italia, para propulsar sus economías, bajan impuestos, acá nuestro Gobierno apunta en dirección contraria. Más que hablar de recuperación, hay que hacerlo de reconversión económica. Si en su día afrontamos una traumática reconversión industrial, hoy las circunstancias hacen que nuestra economía clame por transformarse, modernizarse, en todos los sectores, y sobre todo la industria, el campo y los servicios, ayudando el Estado a tope a nuestras empresas para que se adapten al contexto del mercado. Todos somos economía. Mas este envite, Don Carlos, requiere algo de lo que carecemos: líderes legitimados que generen confianza, sepan cómo actuar, muestren empatía y hagan guiños al respetable. Si no, nos metemos en un túnel cual agujero negro.

Fuente: La Mirada Económica, profesor Gay de Liébana, semana 12 al 16 de Octubre

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email