Selección Semanal 23 de Enero – HOSTELERIA: El consumo en los bares es más seguro que en las casas

 

  • La economía española tiene que transmitir seguridad para que los empresarios sigan invirtiendo”.
  • Creemos que el consumo en la hostelería conlleva una mayor seguridad que en los domicilios particulares

 

Alberto Rodríguez-Toquero.  Director general de Mahou San Miguel. 

Nerea Serrano, Expansión. 

Madrid Mahou San Miguel ha preparado tres presupuestos para este 2021. Uno hasta abril, otro para el siguiente cuatrimestre y un tercero para los últimos cuatro meses del año. “Hay que ser más ágil que nunca en la toma de decisiones”, explica Alberto Rodríguez-Toquero, (Madrid, 1962), director general del grupo, cuyas marcas más emblemáticas son Mahou, San Miguel, Alhambra y Solán de Cabras. 

El directivo cree que es el momento de manejar el negocio enfocados en el corto plazo para no restar agilidad, pero sin perder la visión en el largo. “Focalizarnos en la capacidad de construcción de nuestras marcas y mercados, fortalecernos en España, adaptarnos a las necesidades actuales de clientes y distribuidores y estar preparados por si hay confinamientos más drásticos son nuestros objetivos para este nuevo año”. 

La situación con la pandemia es de continuidad: “El 2021 es una prolongación del anterior en términos de incertidumbre y volatilidad, pero prevemos retomar la senda de crecimiento en este ejercicio y habrá oportunidades que nuestra situación de solvencia nos va a permitir afrontar”, asevera. 

Aunque el canal de alimentación creció un 10% en 2020, el grupo no ha podido compensar una caída de sus ventas del 37% en la hostelería, canal que representa un 55% de las ventas y un 75% de los beneficios de Mahou San Miguel. “La hostelería seguirá sufriendo en 2021 y seguiremos ayudándola como hasta ahora”. 

El grupo invirtió 75 millones de euros durante la primera ola en abastecer con cerveza y agua a sus clientes hosteleros y otros 20 en el acondicionamiento de las terrazas para el invierno. “No vemos una correlación entre las Comunidades que han sido más restrictivas con bares y restaurantes y una reducción drástica en su número de contagios. De hecho, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, la incidencia de contagios originados en la hostelería superaba ligeramente el 2%. 

Creemos que el consumo en la hostelería conlleva una mayor seguridad que en los domicilios particulares. El propio hostelero es el primer interesado n que se respeten las distancias y los aforos; en una casa no hay un observador con tanta autoridad”, sentencia. 

Más del 15% de los empresarios del sector tienen su negocio cerrado. “Saber cuántos más pueden cerrar es una incógnita y un desafío, pero cada bar que baja la persiana genera una destrucción del tejido productivo. 

La economía española tiene que transmitir seguridad para que los empresarios sigan invirtiendo”.

La venta en Internet a través de su plataforma La Solana sí ha aumentado: “Incluso ahora tenemos unos cien pedidos diarios y el ticket de compra medio es superior a 30 euros”. Es uno de los cambios de hábitos de un consumidor que, según el ejecutivo, cada vez está más interesado en la cultura cervecera –de la mano de las creaciones artesanales–, que ansía socializar en bares y restaurantes y que es más exigente con las marcas. “El cliente busca enseñas conocidas que le proporcionen seguridad”. 

La compañía, que ha adelantado al ejercicio anterior dos lanzamientos que por la pandemia se habían retrasado a 2021, advierte de que tiene novedades para este año: “La gente quiere probar cosas nuevas, cada vez hay paladares más educados y hay cervezas casi de nicho”.

Cuando se le pregunta a Rodríguez-Toquero si diversificar en una nueva categoría es una posibilidad próxima responde que estarán centrados en lo que saben hacer. 

Ante la concentración que se prevé en el sector, en Mahou San Miguel están atentos “ante cualquier oportunidad que se presente. Haber preservado la liquidez para garantizar la supervivencia nos permite tener una posición de solvencia por si surge una oportunidad. Hay que sacar ventaja de esa posición”. 

Su sed de inversión está tanto en España como en el extranjero, donde han cosechado 61 premios en 2020: “Internacionalmente, Estados Unidos sigue siendo un país muy interesante donde ya hemos tomado la participación mayoritaria en dos cerveceras locales y donde seguimos explorando oportunidades. La cerveza líder en cada país es una local, aunque el dueño sea un gran grupo, y esa es la tendencia a seguir”. 

Rodríguez-Toquero asegura que esta situación ha sido la más difícil de su carrera, pero que el gran apoyo de los empleados ha sido vital: “No haber hecho ningún ERTE ha generado mucha confianza en los equipos”. Respecto a si en los próximos meses habrá que reajustar personal, el directivo se muestra cauteloso: “En este escenario de incertidumbre máxima no podemos afirmar nada con rotundidad”. 

Sí le gustaría que se convirtiera en certeza su sueño de jubilarse en Mahou San Miguel, donde en noviembre de este año cumpliría 15 años. “Ésta es la empresa de mi vida, así que tengo que estar más de los 17 años que trabajé en Coca-Cola. Pero como decía antes, luces largas y corto alcance¨.

Fuente: Nerea Serrano, Expansión, 21 de enero 2021


 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email