Selección Semanal 25 de julio – LA MIRADA ECONOMICA: profesor Gay de Liébana

Viernes, 24 de Julio: Aplausos zalameros

 

Faena rematada. Llegada a palacio. Aplausos. Entrada en el Congreso. Más aplausos. Como si el diestro, tras cortar tres orejas saliera a hombros por la Puerta del Príncipe de la Maestranza de Sevilla, entre vítores. ¡Torero, torero!, loan los devotos. Caras risueñas 

de sus señorías en las bancadas de la Carrera de San Jerónimo, no importa su color. Una España. Quizás la de padrastros y madrastras. Ajena a la otra España, la de sus hijastros, con pena en sus rostros. La España de persianas bajadas, comercios cerrados, con el 25% de su población en riesgo de pobreza o exclusión social, con un ingreso medio por persona de 11.680 euros, millones de españoles entre el paro y el ERTE, un tercio de los hogares que no puede permitirse ir de vacaciones una semana al año y un tercio, también, sin capacidad de afrontar gastos imprevistos. La España real, Sergio, que por más zalamería que cunda en los cenáculos políticos, se desangra. No está el patio para vitorear cuando se riega a España con dádivas y endeudamiento.

¿Qué país avanzado sufre la mayor caída del PIB en 2020 y su recuperación será más achacosa? ¿Qué país de Europa tendrá el mayor déficit público en 2020 y 2021? ¿Cuál es el país europeo en que la deuda pública se dispara más y pasa a encuadrarse entre los países con mayor endeudamiento de todo el orbe? ¿Qué país lidera el paro en toda Europa, por delante de Grecia, y su tasa de paro aumentará más en 2020 y 2021? ¿En qué país europeo desaparecen más empresas? ¿En qué país europeo hay y habrá más concursos de acreedores? ¿Cuál es el país de Europa, o del mundo, en que el gasto público contiene un porcentaje más alto de contenido de industria política? ¿Qué país europeo tiene más ministerios y más asesores como altos cargos? España, Sergio, siempre España. Como se dice en Sevilla: ¡y sin acritud!

Jueves, 23 de Julio: Del austericidio al tributaricidio

Me temo, no obstante, que si Grecia, al ser rescatada sufrió el austericidio, España, con este rescate de los 140.000 millones, padecerá el tributaricidio.

Al socaire de los 140.000 millones de euros que diferida y parsimoniosamente irán llegando en el futuro, que no mañana, viernes, ni la semana que viene, Sergio, se perfilarán las líneas maestras del presupuesto de 2021 que a la vuelta del verano el Gobierno tendrá que remitir a Bruselas y que necesariamente ha de encajar en las coordenadas del fondo de reconstrucción europea o, sin ambages, en el rescate o traje a medida que Merkel y Macron han confeccionado para Italia y España, tercera y cuarta potencia de la UE y de la Zona euro, respectivamente, cuyas economías presentan un cuadro clínico grave. La situación actual, Sergio, marca la necesidad de una política fiscal expansiva con una imprescindible rebaja temporal de impuestos para 2020 y 2021, a fin de evitar el hundimiento de la economía española, que lo de recesión queda atrás y la depresión se palpa en la calle.

 

Miércoles, 22 de Julio: Del Eurobote a Menorca

Viendo las reacciones al maná que cae de Bruselas parece que nos haya tocado el Eurobote. ¡De ilusión también se vive, Sergio! España irá recibiendo 140.000 millones de euros durante los próximos años, de los que 72.700 lo serán como ayudas directas o transferencias y el resto en forma de créditos que serán más deuda pública y se tendrá que pagar. La UE pide prestados los 750.000 millones de euros que cede a los países integrantes. Y, evidentemente, tal suma la tendrá que reintegrar. ¿Cómo? Los países que reciban créditos de la UE los tendrán que devolver y así la UE pagará los 750.000 millones que los mercados financieros le presten. En cuanto a los 390.000 millones de euros de ayudas o transferencias a los Estados, serán éstos los que irán contribuyendo a la UE para que ésta reembolse el resto de los 750.000 millones. En definitiva, que tanto la propia UE como los mismos Estados tendrán que sacar, a su vez, el dinero de sus ciudadanos para hacer frente al colosal endeudamiento sobrevenido. De milagro financiero europeo, nada de nada. Nosotros pagaremos los 750.000 millones con una incesante cascada de impuestos europeos y estatales. ¡Esto no es jauja!

Martes 21 de Julio: Verano Melancólico

 

Las circunstancias mandan, se imponen y este verano, el de 2020, será un verano casero, por decirlo en plan coloquial, Sergio. Los rebrotes, que semanas atrás veíamos como una nebulosa que ojalá fuera remota, están aquí y en determinadas zonas de España si no estamos exactamente confinados, sí estamos prácticamente confinados. La economía no lo aguanta. En esos rebrotes posiblemente hemos fallado todos. Nosotros, la sociedad, que no nos hemos comportado como debiéramos y, también, las autoridades sobre todo autonómicas que, al menos en Cataluña, lo hacen muy pero que muy mal, al despreocuparse de la estructura sanitaria, ofuscados con sus películas políticas.

Sea como fuere, la actividad económica no funciona como debiera y con el temor a contagios, muchos españoles – quizás la mitad – no se van a mover de sus casas este verano. Julio, turísticamente, es un desastre mayúsculo y cuando parecía que había algún repunte tímido, la hostelería se movía un poco, la restauración se empezaba a animar, el comercio iba haciendo caja, de repente, los rebrotes y el miedo en el cuerpo fastidian la temporada. Agosto huele a cataclismo. Eso lleva a repasar los pronósticos más pesimistas tanto del Banco de España como de la OCDE, los del FMI y de la CE, sobre qué pasará en la economía española en caso de producirse rebrotes. Mayor caída del PIB, más desempleo, más déficit, más deuda, más cierres empresariales, más hundimiento económico y más difícil aún será encontrar la senda de la recuperación. Y eso que estamos en pleno verano de 2020, o sea, que aún está por llegar el temido otoño de los rebrotes. 2020 se saldará en términos muy negativos y 2021 constituirá un camino oscuro y sombrío que cargará con el lastre de un 2020 desastroso. Pinta oscuro el asunto, Sergio.

Lunes 20 de Julio: La Puerta equivocada

 

Los 750.000 millones de euros del fondo de reconstrucción europeo, se encallan, Sergio. Los países frugales son reticentes a que los euros fluyan hacia el Sur y, concretamente, que vuelen con destino a España e Italia. Exigen control sobre los dineros en juego, reformas que no queden en simples promesas, en palabras que se las lleva el viento, y seriedad en la ejecución de los planes que acometer con el parné, Sergio. En román paladino, que no se fían de nosotros y temen que una lluvia de cuartos europeos se desparrame por las cañerías del gasto dadivoso que compra votos para las siguientes elecciones. ¿Por qué esa desconfianza? Por la experiencia de 2012 con tanta reforma impuesta y aprobada – como la de las pensiones y las sombras que acechan a la reforma laboral – que después quedó en nada, es normal que se desconfíe. Además, porque nuestro Gobierno no convence en Europa que ve como algunos miembros encarnan los ramalazos más iconoclastas de la Grecia contestataria y rebelde, al estilo SYRIZA, con las reglas del juego europeo. Probablemente, España se está equivocando de puerta por la urgencia que tiene del dinero: no es en la del fondo de reconstrucción donde picar, cuya cristalización será cual parto elefantino a plazo largo, sino directamente en la del MEDE y el SURE, a los efectos de rescate inmediato.

Porque nuestra deuda pública se dispara colocándose en una tesitura peliaguda: 1.257.818 millones de euros, 101,4% del PIB, con los ingresos del Estado desplomándose, el gasto sumando con tanto paro, ERTE, renta mínima, subida de pensiones, con el déficit público mortal de necesidad. Lunes de julio ajado por la anemia turística, el contexto grisáceo de los dineros públicos, el pseudo confinamiento de Barcelona – ¿hace algo la Generalitat para combatir la pandemia? – y el Espanyol en Segunda, Sergio…

Fuente: COPE, profesor Gay de Liébana: La Mirada Económica

Comentario NP: Nos complace poder incorporar los comentarios de esta semana realizados por el profesor Gay de Liébana, en la cadena COPE.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email