Selección semanal 28 de Noviembre – VACUNACION: Las vacunas llegarán primero a residencias y Sanidad espera dosis para todos en 2021

 

  • El Gobierno ha aprobado este martes la estrategia de vacunación con la que pretende hacer frente al coronavirus una vez que cuente con las dosis de los fármacos que sean autorizados

 

 

El Ministerio de Sanidad ha presentado en el Consejo de Ministros este martes el plan de vacunación para hacer frente a la pandemia del coronavirus. El ministro Salvador Illa ha explicado quiénes serán los primeros grupos en recibir las dosis para ser inmunizados a partir del mes de enero, que la vacunación será voluntaria y que tendrá carácter gratuito como las otras 14 vacunas que ya formaban parte del calendario de vacunación ordinario. “Habrá dosis para vacunar no al 70%, sino al 100% durante este año si las cosas se desarrollan como tenemos previsto. (…) Son fechas tentativas conforme a la información que tenemos”. Pese a dar a conocer la estrategia este martes, el documento reconoce que gran parte de la misma se concretará más adelante.

 

Los primeros en ponerse la vacuna contra el covid serán los residentes y trabajadores sanitarios y sociosanitarios en las residencias de mayores. Después de ellos se hará lo propio con el personal sanitario de primera línea, luego el resto de sanitarios y sociosanitarios del país y también a los grandes dependientes “no institucionalizados”. En total, según Illa, estos grupos suponen unos 2,5 millones de personas. Sería a partir de julio cuando el Gobierno prevé comenzar a vacunar al grueso de la población. El Ejecutivo ha previsto 18 grupos poblacionales a los que se aplicarán algunas de los 140 millones de dosis que se contemplan en tres etapas. La primera sería entre enero y marzo, la segunda hasta junio y la tercera de julio en adelante.

 

“En la primera etapa va a haber un suministro muy limitado. En la segunda etapa habrá un incremento progresivo en el número de vacunas que permitirá ir aumentando el número de personas a vacunar. La tercera etapa con un aumento de dosis disponibles para cubrir ya a todos los grupos prioritarios”, ha incidido.

 

Durante la rueda de prensa Illa no ha precisado cuáles son los demás grupos poblacionales prioritarios que deberían ser vacunados tras los ya citados una vez superada la primera fase del plan. Es decir, no ha informado de quiénes se pondrán una de estas dosis a partir del mes de marzo, cuando se activa una segunda etapa que continuaría hasta julio, cuando se iniciaría la aplicación del fármaco a los grupos restantes. “El resto de grupos se darán a conocer oportunamente”, ha afirmado Illa, que en los últimos días había apuntado que “muy probablemente” a finales de mayo se habrá vacunado “el 70% de la población”. En el docmento, Sanidad matiza que “una vez se conozca la disponibilidad de dosis (…) se acordará en el pleno del CISNS (Consejo Interterritorial de Salud) (…) la priorización final de la vacunación a determinados grupos de población”.

 

El titular del ramo ha insistido en que la acogida del fármaco será mejor si el carácter del plan no es obligatorio. “La vacuna será gratuita y se integrará en el calendario del resto de vacunas. (…) Los resultados serán mejores si la vacuna es voluntaria”, ha argumentado el ministro, que ha avanzado que la estrategia incluye un plan de comunicación tanto para el personal sanitario como para la población en general, de la que ha dicho que los ciudadanos “tienen todo el derecho a conocer los detalles” sobre la vacuna.

 

Lo cierto es que según los últimos datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el 47% de los españoles asegura que no estaría dispuesto a ponerse la vacuna de forma inmediata una vez que sea autorizada y se inicie su distribución, a pesar de que las autoridades llevan meses insistiendo en la importancia de la vacunación y en que esta contará con las mismas garantías que el resto de vacunas.

 

“Habrá dosis para vacunar no al 70%, sino al 100% durante 2021 si las cosas se desarrollan como tenemos previsto”

 

Según precisa el documento de la estrategia, la administración de las vacunas se llevará a cabo mediante cita confirmada, con lo que se busca evitar el desperdicio de dosis, e indica que se trabaja en un “registro único” que recoja los datos de todo el país. El propio titular de Sanidad ha explicado que se reforzará la farmacovigilancia para comprobar que el proceso después de ponerse el fármaco continúa sin ningún problema.

 

Este domingo el propio Pedro Sánchez ya había avanzado algunos detalles del plan, como que se contará con 13.000 puntos en los que se vacunará. Las palabras del presidente antes de la aprobación del propio plan no sentaron bien en Vitoria, donde el lendakari, Íñigo Urkullu, le acusó de anunciar “algo tan serio” sin “contar con las comunidades”. Este lunes, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, argumentó que las regiones han participado en el diseño de la estrategia, aunque no quiso comentar si ha habido alguna cuestión comunicativa entre los Gobiernos que haya fallado. La Comunidad de Madrid ya anunció este lunes que presentará al ministerio su propio plan para consensuarlo.

 

Este martes Illa ha hecho hincapié en que la estrategia se ha acordado con un equipo en el que han participado las CCAA y que se espera que en cuanto la Agencia Europea del Medicamento (EMA) autorice una vacuna, el órgano nacional haga lo propio para iniciar su distribución de manera inmediata.

 

Fuente: Javier Bocanegra, El Confidencial, 24 de Noviembre

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email