Selección Semanal 31 de Julio – GRUPO DAMM: La gran prioridad es crecer


31 Jul . 2021

5 mins

DESTACADO RESUMEN SEMANAL

La compañía lanza un plan con el objetivo de pasar de 1.225 a 2.000 millones de facturación en cinco años.

La compañía lanza un plan con el objetivo de pasar de 1.225 a 2.000 millones de facturación en cinco años.

Damm tuvo un ejercicio 2020 complicado. La caída de la actividad hostelera provocada por la pandemia, que afectó también a sus negocios de restauración y exportación, provocó que la cervecera terminara el año con unas ventas de 1.225 millones de euros, un 11% menos, y un beneficio de 40 millones, un 66% menos. Los datos no son tan negativos como pudiera parecer, ya que la reducción de su resultado fue inferior a la de varias empresas de su competencia.

«El sector empieza a observar los primeros signos del inicio de la recuperación», dijo Demetrio Carceller, el presidente de la compañía, durante la última junta de accionistas celebrada en junio. Y añadió que «la progresiva desaparición de las restricciones a la hostelería, la recuperación de la movilidad nacional e internacional y la aceleración del programa de vacunación son las claves para que encaremos el verano con optimismo». Un optimismo que extendió al nuevo plan estratégico de la empresa para el periodo 2022-2025.

Una nueva dimensión

La compañía aprovechó la junta para presentar las claves de su nuevo plan de negocio, que pretende llevar a la empresa a una nueva dimensión, elevando sus ingresos desde los 1.225 millones de 2020 a los 2.000 millones en 2025, así como incrementar proporcionalmente su ebitda hasta los 400 millones en la misma fecha.

El plan incluye recuperar el negocio previo a la crisis, que ascendía a 1.385 millones, y lanzar, además, una batería de iniciativas para potenciar el crecimiento «a partir de una apuesta clara por ampliar el número de mercados en los que opera Damm, el refuerzo y posicionamiento de las marcas y productos de la compañía y un aumento de la eficiencia», señaló Carceller.

Una de las líneas de actuación más importantes es incrementar el peso internacional del grupo. Damm vende ya sus productos en más de 130 países, pero espera potenciar esta presencia, que actualmente supone el 25% de su cifra de negocio, con el objetivo de duplicar su facturación internacional hasta 2025. Su foco se centrará en la expansión internacional en grandes mercados (África, Asia y Latinoamérica).

El nuevo plan estratégico recoge también la voluntad de desarrollar o comprar nuevas marcas que amplíen su porfolio de productos. En algunos casos, se potenciarán marcas regionales, como la malagueña Victoria, pero en otros se incorporarán enseñas a la compañía. Un ejemplo es el acuerdo que acaba de cerrar el grupo con Cobega para comprar su participación en Cacaolat y hacerse con el 100% de la sociedad.

«El objetivo que nos marcamos para los próximos años es potenciar el crecimiento de una marca muy notoria. Tenemos capacidad de innovación en producto, con alta presencia en los canales de alimentación y hostelería y tenemos que ser capaces de aprovechar todas las sinergias del grupo», señaló Demetrio Carceller cuando se dio a conocer la operación.

Imagen de la última junta general de accionistas de Damm.

La tercera pata del plan trazado por la empresa cervecera pasa por sentar las bases que ayuden a su crecimiento orgánico. En este sentido, Damm incrementará su capacidad de producción en todas sus fábricas y fomentará ganancias de eficiencia en estos centros. En paralelo, la compañía quiere acelerar sus esfuerzos en innovación, con el objetivo de «generar proyectos y soluciones disruptivas e innovadoras».

En 2020 la compañía culminó el plan de ampliación de su fábrica de El Prat de Llobregat, un proyecto que contó con una inversión de 63 millones de euros y que ha permitido a la planta incrementar la capacidad de producción en un 45%, pasando de los 5,3 millones de hectolitros a los 7,2 millones al año.

La última apuesta estratégica de la compañía será potenciar sus canales de relación directa con los clientes, a través de la venta online y el delivery, en línea con las tendencias de mercado. Damm pretende integrar todos estos objetivos con una visión transversal por la sostenibilidad, que va desde los materiales de sus envases al uso de placas solares de autoconsumo.

PLAN ESTRATÉGICO

  • Internacionalización. El plan de la empresa es duplicar el tamaño de su negocio internacional en el año 2025.
  • Nuevas marcas. Dará desarrollo a marcas regionales y comprará otras. Acaba de hacerse con el 100% de Cacaolat.
  • Capacidad productiva. El grupo acaba de ampliar un 45% su capacidad en su planta de El Prat de Llobregat.
  • Venta directa. Damm pretende explorar el potencial de la venta online y del ‘delivery’ como nuevos canales de negocio.

Fuente: Expansión, Autor Víctor M. Osorio, 29 de julio 2021

Información complementaria:

Comentario NP: Estamos convencidos que Demetrio Carceller y su equipo de profesionales alcanzarán los objetivos que se han marcado: Ventas por 2.000 Millones de euros y un Ebitda de 400 Millones.

 

Subscríbete a nuestra newsletter

Toda la información que necesitas en tu email