EL PRECIO DE LA ENERGIA: ¿Por qué aumenta el precio de la energía?


18 Ago . 2021

29 mins

DESTACADO VARIOS

I – ¿ POR QUÉ SUBE TANTO EL PRECIO DE LA ELECTRICIDAD?

COSTHANZO EXPANSION

Europa debería modificar urgentemente su sistema de precios marginalistas.

La factura de la energía eléctrica que pagan los hogares y las empresas ha subido de forma alarmante en los últimos doce meses; y el mercado de futuros prevé que así siga durante bastante tiempo…

¿Por qué? ¿Cuál es la razón?

Primero, porque el precio del gas ha subido mucho, se ha multiplicado por cuatro en el último año.

Segundo, porque el sistema eléctrico en Europa es marginalista: el precio más caro que se oferta a diario por los generadores eléctricos es el que marca el precio de todas las ofertas, también las que inicialmente fueron más bajas.

Y, tercero, y en menor medida, porque el precio del CO2 también ha subido mucho. Hoy está casi tres veces más caro que hace un año (su precio ha pasado de 18 a 50 euros por tonelada).

¿Cómo impacta la subida del precio del gas en el precio de la energía eléctrica que pagamos?

Hace un año, pagábamos el megavatio hora (MWh) eléctrico en el mercado mayorista a unos 30€ por MWh. Ahora, muchos días estamos por encima de los 80 euros por MWh.

Así, el precio del MWh eléctrico en el mercado mayorista ha subido unos 50 euros MWh en un año.

El mercado del gas estuvo muy deprimido el año pasado por la pandemia. La crisis económica causada por el Covid redujo la demanda de energía en el mundo entero, y ello provocó que el gas llegase a cotizar a 5 por MWh.

Con la recuperación, sobre todo en China, el precio del gas ha llegado a cotizar por encima de los 30 MWh; y se requieren 2 MWh de gas para producir 1 MWh de electricidad.

Por lo tanto, de los 50 euros MWh que ha aumentado el precio de la electricidad, el 100% de la subida está debida teóricamente a la subida del precio del gas y al sistema marginalista de precios en el mercado eléctrico europeo.

Generar energía eléctrica con gas produce media tonelada de CO2, por lo que la subida de su precio en 32 euros por tonelada es el causante de una subida teórica de 13 euros por cada MWh de energía eléctrica .

Mientras China y Japón sigan representando casi el 50% del consumo mundial de gas, su demanda allí impactará en el precio de la energía eléctrica europea, si no se modifica el sistema marginalista de precios .

Por lo tanto, en ningún caso la subida de precios de nuestra factura de la ‘luz’ se debe a la descarbonizacion de la economía, ni al aumento de la generación eléctrica con energía renovable, ni tampoco a la mayor electrificación de la energía demandada.

Al revés, el aumento de generación renovable hará que cada vez haya que recurrir menos a la generación eléctrica con gas, y por lo tanto disminuirá el precio de la energía eléctrica. Hoy, un MWh eléctrico generado con fotovoltaica o eólica cuesta entre 20 y 30 euros, uno generado con gas o carbón más de 80 euros como he explicado antes.

Incentivar el almacenamiento de la energía renovable y las tecnologías que permitan gestionar demanda y oferta de la energía abaratarían el precio de la energía eléctrica porque se reduciría la necesidad de recurrir al gas.

España va en la buena dirección; ya así lo perciben los mercados: los futuros de los precios de la electricidad para 2022 y 2023 son por primera vez en la historia menores en España que en Francia o Alemania.

Las energías renovables gestionables son la solución; no dedicar enormes cantidades de dinero público europeo a subvencionar nuevos gasoductos o infraestructuras gasísticas. Europa, así, debería modificar urgentemente su sistema de precios marginalistas.

Ignacio Colmenares | Presidente de Ence

Relacionado:

Los riesgos de una recuperación parcial

Fuente: Expansión, Autor: Ignacio Colmenares, 13 de agosto 2021

 

II – LA TORMENTA PERFECTA QUE ELEVA LA FACTURA ELÉCTRICA.

Un aumento de la demanda energética, la apreciación del gas y una menor producción de energías renovables empujan al alza el precio de la luz

Autor: Hugo Gutiérrez, 9 de enero 2021

El temporal de frío y nieve se va a dejar sentir en el bolsillo de los consumidores de energía eléctrica. Se trata de una tormenta perfecta para la factura de la luz, ya que se unen tres factores determinantes: una mayor demanda energética para combatir el frío, una menor producción de energías más económicas por las condiciones meteorológicas y el aumento del precio del gas natural.

El precio de la luz se ha disparado un 27% en el inicio del año, alcanzando los 16,81 céntimos por kilovatio hora (kWh) con la tarifa regulada (PVPC), frente a los 13,24 céntimos del mismo periodo de 2020, según datos de Facua-Consumidores en Acción. Un incremento que coincide con la ola de frío que asola a buena parte del país por la borrasca Filomena. Estas son las cuestiones principales que explican el encarecimiento:

¿Por qué sube la factura de la luz durante el temporal de nieve?

La creciente participación de las renovables en el mix energético, mucho más baratas que las que emplean combustibles fósiles, ayuda a rebajar el precio de la electricidad. Eso es lo que ocurrió en el conjunto de 2020, cuando tuvieron un peso superior al de ejercicios anteriores y ayudó a que se alcanzase el precio medio más bajo en más de 15 años.

Sin embargo, ahora, en plena borrasca, se está generando menos energía solar —hay menos horas de sol— y eólica —por falta de viento—, por lo que el mercado tiene que tirar de energías más caras como las que producen las centrales térmicas de carbón o de ciclo combinado, explican varios expertos en el sector eléctrico. Esta última, la de ciclo combinado, es muy importante para el sistema, ya que es la encargada de dotarlo de estabilidad: asegura la oferta cuando las renovables no pueden producir lo necesario para cubrir la demanda. El problema es que resulta más cara porque produce energía solo cuando es necesario, lo que tiene un coste, y porque su fuente de alimentación principal es el gas natural, que también se ha encarecido por problemas en la importación desde Argelia, así como por la mayor demanda de gas en el resto de países para combatir el frío.

“El aumento del valor de la energía se produce por la conjunción de varios factores: el temporal (a bajas temperaturas, más demanda), días de poco viento y otro punto, que también es muy relevante: la subida de precio del gas y del precio por la emisión de CO”, argumenta Carlos Fernández, responsable de Energía PwC España.

¿Cómo se fija el precio de la energía?

La fijación de precios en el mercado diario se realiza mediante un proceso complejo de casación en el que las empresas generadoras de electricidad y las compañías comercializadoras lanzan cada día sus ofertas para cada hora de la jornada siguiente. El equilibrio entre oferta y demanda es el que determina el precio. Aunque este mecanismo tiene letra pequeña: las energías más baratas, como la nuclear o las renovables, tienen prioridad y son las primeras en entrar. Y las más caras, como las generadas en centrales de ciclo combinado o el carbón ―que tiene fijado ya su calendario de extinción―, son las últimas.

Sin embargo, el precio final que se paga a todas las centrales lo determina la última oferta que cubre la demanda. Es decir, si con las renovables o con la generación nuclear —que pueden llegar a ofertar la energía a coste cero— no se cubre toda la demanda, se incorporarían otras fuentes más caras. Y es esa última oferta que entra la que determina el precio que se les pagará a todas las demás por cada kWh producido.

Más demanda y menor producción energías renovables

Una vez analizado el proceso de fijación de precios, se pueden determinar dos factores que ahora impactan de lleno al mercado energético: una menor producción de energías renovables y una mayor demanda. En la práctica, esto implica que las energías más económicas no consiguen cubrir la demanda al alza que existe, por lo que deben de entrar en el mercado fuentes mucho más caras. Algo que tiene un impacto alcista sobre el precio, más si cabe ante la apreciación al mismo tiempo del gas natural, que está siendo un punto determinante en la subida actual.

En 2020 ocurrió justo lo contrario a consecuencia de la pandemia: el confinamiento estricto que hubo durante la primavera hundió la demanda, lo que facilitó que las fuentes que producen energía más barata fuesen capaces de cubrir una parte mayor de las necesidades energéticas. Esto se observa en la composición del mix de generación eléctrica, donde la participación de las tecnologías verdes el año pasado fue la más elevada desde 2007, cuando comenzaron los registros de Red Eléctrica de España. En concreto, las fuentes limpias coparon el 44% del total, según el último informe diario de balance del operador del sistema, del 30 de diciembre, un repunte de seis puntos porcentuales respecto a 2019.

Precio del gas y derechos de emisión

El aumento del precio del gas no es baladí, ya que es uno de los factores que más está tirando al alza del valor de la energía, según los analistas consultados. La apreciación se debe, por un lado, a la reducción del gas importado de Argelia por un problema en el país desde mediados de semana, lo que está encareciendo el valor de la materia prima. También influye la mayor demanda de gas en toda Europa por el frío, así como el tirón de los países asiáticos. Además, los derechos de emisión de CO están subiendo y eso las eléctricas lo incluyen en sus ofertas de precios como un sobrecoste más.

“Se ha juntado el hambre con las ganas de comer. El hecho de que haya más demanda aumenta precios porque se necesita más energía. Pero lo que está aumentando más el valor en la práctica es que hace frío en todo el hemisferio norte y la creciente demanda de energía. Además, el gas, que el año pasado estaba en precios mínimos, ahora está subiendo de forma diaria desde inicios de diciembre, lo que encarece más todavía la generación”, explica Francisco Valverde, consultor y analista del mercado eléctrico.

Pese a la importancia del problema que existe en Argelia, los expertos advierten de que el precio no volverá a donde estaba cuando desaparezca esta cuestión: solo habrá un pequeño alivio. “El precio del gas va a seguir alto una temporada porque en el mercado de futuros sigue disparado”, añade Fernández. La situación del valor de la energía en España ha dado así un vuelco en cuestión de días y ha pasado de ser uno de los países de Europa con la electricidad más barata a tener ahora una de las más caras por la unión en su contra de todos estos factores.

¿Cómo se traslada el coste de la energía a la factura de los consumidores?

El incremento del precio de la electricidad en el mercado mayorista no se traduce en un aumento con la misma intensidad en la factura de la luz, ya que el consumo solo supone entre un 35% y un 40% del recibo (de los consumidores que tengan contratada la tarifa regulada). Esto mismo ocurre en los momentos valle del precio de la energía, cuanto tampoco se traslada de forma directa en una rebaja en la misma proporción.

¿Qué se incluye en el resto del recibo?

El resto de la factura, ajeno a los vaivenes del precio de la energía, lo forman los costes fijos de los peajes (con esto se paga la distribución), así como el IVA y el impuesto de la electricidad. Otro factor destacado para que el coste de la energía se traslade al recibo en mayor o menor medida será la potencia y el tipo de tarifa que tenga contratada cada consumidor. En la tarifa regulada —conocida como precio voluntario para el pequeño consumidor o PVPC—, el coste de la electricidad consumida sí se determina en función de la cotización del precio del kilovatio hora en el mercado mayorista. En cambio, los consumidores que estén en el mercado libre pagarán por kWh el precio acordado con la compañía comercializadora con la que tengan contratado el suministro, aunque sea más bajo, hasta que se revise dicho valor por contrato.

Fuente: El País, Hugo Gutiérrez, 9 de enero 2021

 

III – UN GOBIERNO DESORIENTADO ANTE LA SUBIDA DEL PRECIO DE LA LUZ.

El Gobierno ha reaccionado por fin a la emergencia que atenaza a los ciudadanos españoles, la subida del precio de la energía en plena ola de calor. Y lo ha hecho con la ya habitual mezcla de improvisación e incompetencia.

Con el grueso del Ejecutivo de vacaciones y el presidente Sánchez disfrutando de los lujos de su Palacio de La Mareta en Lanzarote, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se aventuró a echar la culpa de la subida del precio de la electricidad a los expresidentes Aznar y Rajoy.

Este jueves, la opinión pública española asiste atónita a las explicaciones todavía más rocambolescas de la ministra del ramo, la responsable de Transición Energética, Teresa Ribera, que ha llegado a señalar a Vladimir Putin como responsable del encarecimiento de la factura de la luz.

Se trata de un problema complejo que no admite explicaciones simplistas. El precio del gas está disparado en los mercados mayoristas y, junto al encarecimiento de los derechos de emisión de CO2, es el responsable de los récords que vive el mercado de la energía.

Ahora bien, tal y como ha expuesto el Banco de España, el repunte del precio del gas no está afectando a todos los países europeos por igual. El organismo denunciaba en un reciente informe que el sistema de formación de los precios minoristas en España estaría detrás de la subida del 22,3% registrada en las facturas de los hogares españoles en el periodo de diciembre a junio, mucho más pronunciada que en el resto de los países del entorno europeo.

Es por esto que el líder de la oposición, Pablo Casado, ha prometido una ley para que los hogares paguen solo por la energía consumida.

Acuciado por la situación, el Gobierno se ha mostrado dispuesto a todo, sin llegar a concretar nada. La ministra de Transición Ecológica, tras negar toda responsabilidad gubernamental en la subida de la luz, ha sugerido la posibilidad de reformar la tarifa regulada de luz para evitar su volatilidad.

A pesar de reconocer que el principal problema es el gas, ha querido contentar también a sus socios de Gobierno, Podemos, al abrir la puerta a la posibilidad de una empresa pública que aglutine activos hidroeléctricos, una vez expire el plazo de concesión. Un terremoto en el mercado de la energía que poco o nada puede hacer para corregir los precios, pero que sí incrementa las competencias del Estado y brinda la posibilidad de nuesvas colocaciones y puestos de responsabilidad para amiguetes y paniaguados.

Un Gobierno, en fin, más pendiente de anuncios grandilocuentes que de buscar soluciones reales para los ciudadanos.

Fuente: www.elimparcial.es

 

IV- LA POSICIÓN DEL GOBIERNO II. EL GOBIERNO EVALÚA UNA EMPRESA PÚBLICA DE ENERGÍA PARA FRENAR LOS ALTOS PRECIOS DE LA LUZ.

Articulo MUNDIARIO, autor, Alejandro Bracho, 12 de agosto 2021

Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica. /RRSS 

Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica. /RRSS

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha dicho que la propuesta de los aliados de Podemos, es una de las alternativas que se estudia para dar cobertura al máximo a consumidores vulnerables.

La creación de una empresa pública de energía para frenar los altos precios de la luz se ha considerado por primera vez en la mesa del gobierno de Pedro Sánchez, según la declaración que ha dado la Vicepresidenta tercera de Gobierno y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, a Cadena SER.

La propuesta viene desde el partido Unidas Podemos desde hace largo tiempo, sin embargo, Sánchez y su partido la habían desestimado. Sin embargo, la situación actual de los precios de la electricidad, en sus niveles máximos e históricos, aunado a la fuerte ola de calor que aqueja a los españoles y lo complejo que resulta intervenir en el mercado del gas, que es lo que incide directamente en las tarifas eléctricas, obliga al gobierno a buscar una salida urgente.

“Hemos hecho una apuesta de Gobierno, de los partidos de la coalición, muy importante, para dar cobertura a los consumidores vulnerables al máximo y también cobertura de los consumidores medios y yo creo que esto es muy relevante, incluida la modificación de las reglas de mercado, de generación, en su caso, el poder disponer de toda la energía hidroeléctrica a través de un sistema concesional, a través de una empresa pública, según se vayan liberando las concesiones hidroeléctricas, que permita intervenir o facilitar otra manera de ofertar energía”, ha declarado la ministra Ribera.

La declaración cayó muy bien en los dirigentes de Podemos que venían exigiendo esa propuesta. La Secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda, Ione Belarra, la valoró como positiva.

“Que el PSOE se abra por primera vez a nuestra propuesta de creación de una empresa pública de energía es una buena noticia. Debemos afrontar con urgencia y valentía la situación crítica del precio desorbitado de la factura de la luz”, ha escrito Belarra desde su cuenta en Twitter.

Los líderes de Podemos preparan una actividad de protesta de calle para manifestarse en contra de las altas tarifas eléctricas y aunque la ministra Ribera la considera importante, cree que una movilización en las calles no soluciona el problema.

Quizá también te interesa: 

El precio de la luz y el calor fustigan a las familias de España

LA MINISTRA RESPONSABILIZA A EUROPA

Ribera ha responsabilizado a Europa por las alzas en las tarifas eléctricas, al mostrar su negatividad en la intervención del mercado. «Europa está satisfecho con el mercado que hay ahora y no quieren cambiar el modelo porque creen que es eficiente y simple, y sirve para desplazar las decisiones de inversión en muchos países europeos que van por detrás de nosotros en la transformación del sistema energético”.

Asegura además que «las eléctricas saben a qué precio van a estar el gas natural, el CO2 y por ello ofertan electricidad que procede de energías más baratas ofertadas a ese precio y eso es legal, es compatible con el marco europeo y queremos operar para que se modifique, pero es correcto, es legal con el marco jurídico europeo».

Los consumidores necesitan beneficiarse ya del abaratamiento producido por las energías renovables.

Consideramos que Europa puede intervenir en el mercado eléctrico. El problema es que cuenta con una regulación desfasada.

Teresa Ribara, en la SER: Por tanto, la vicepresidenta tercera que el gobierno evalúa más alternativas para paliar el impacto económico de la factura ya que la reducción del IVA y la prórroga del escudo social aprobado por el Consejo de Ministros no ha sido suficiente para abaratar las tarifas.

FACUA A FAVOR DE LA EMPRESA PÚBLICA

La creación de una empresa pública de energía ha sido uno de las 10 reivindicaciones que propone la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía, como medida para bajar la tarifa eléctrica.

La organización propone la “recuperación para el Estado de las concesiones de centrales hidroeléctricas que caduquen para integrarlas en una empresa pública de energía, de manera que con ella puedan fijarse precios justos que contribuyan a reducir la factura de la luz”.

Además, han propuesto la imposición de una tarifa social y la reforma al sistema de fijación de precios en el mercado mayorista para que “determinadas tecnologías de generación eléctrica salgan de la subasta diaria y se sometan a un sistema de precios máximos fijados por el Gobierno”.

ALTERNATIVAS EN TIEMPOS DE ALZAS HISTÓRICAS

Expertos en materia eléctrica como el ingeniero Jorge Morales, plantean que deben emplearse alternativas como la instalación de paneles solares para ahorrar dinero en la factura eléctrica.

Indica además que “no hay ninguna posibilidad de revertir la actual subida de precios de la luz que no pase por alterar significativamente la posición de privilegio y los beneficios de las empresas eléctricas, particularmente”.

Aunque el experto que la instalación de paneles es cara, cifra que ronda los 5.000 euros en solo cuatro paneles, asegura que en este momento hay subvenciones que oscilan entre el 30% y el 50%, y que con la instalación se permitiría un ahorro significativo de la factura eléctrica. @mundiario

Fuente: Mundiario, Alejandro Bracho, 12 de agosto 2021

  • TRUCOS PARA AHORAR: LA HOSTELERA

En la comunidad de La Hostelera somos expertos en maquinaria de hostelería como lavavasos industrial, freidoras industriales a gas, entre otros productos que precisan de largas horas de consumo de energía en un restaurante.

 Por ello, hoy te traemos algunas técnicas y trucos para poder ahorrar energía en un restaurante, cafetería, o cualquier establecimiento de estas características.

Aquellos que acaban de comenzar en el sector gastronómico, así como también aquellos que ya llevan un tiempo en este área, saben que los gastos en maquinaria de hostelería y de mantenimiento son siempre elevados.

Al coste de alquiler (si corresponde) hay que sumarle las facturas de agua, de gas y de electricidad. Y aunque lo hayamos factorizado en el momento de abrir nuestro negocio, es posible reducir notablemente este gasto mensual.

Los altos costes en un inicio pueden resultar difícil de afrontar. Aunque sí es verdad que son los más elevados, también tenemos que presupuestar cuánto nos gastaremos en la maquinaria de hostelería correspondiente para la apertura de tu local. Cada mes desde que abrimos las facturas comienzan a acumularse, y si no tenemos beneficios de forma rápida, pagarlas puede suponernos un enorme esfuerzo.

maquinaria de hosteleria

Además, si queremos ofrecer un precio asequible a nuestro consumidor final, normalmente no es aconsejable elevar los precios de nuestra carta ni ofrecer un servicio de menor calidad. De este modo, resulta imprescindible buscar la manera de ahorrar por otro lado.

¿Por dónde empezar? El gasto energético puede ser un excelente puntapié inicial en estos casos. Por supuesto que tiene muchas ventajas no sólo para nuestro bolsillo, sino también para el medio ambiente.

Todo aquello que nos pueda servir para reducir los costos sin dejar de lado la calidad o el buen servicio es bienvenido. Los gastos en electricidad suelen ser bastante elevados en un establecimiento donde las luces, la maquinaria de hostelería y la decoración luminosa siempre está encendida.

 Tips para ahorrar energía en tu restaurante 

Según los expertos en el Uso Eficiente de la Energía, debemos ser conscientes del gasto eléctrico que nuestro restaurante, bar o cafetería tiene. Presta atención a estos consejos que pueden ayudarte a ahorrar luz y dinero:

1-Desconecta los aparatos eléctricos que no se están usando. 

maquinaria de hosteleria

No importa que sea pequeño o grande… el stand by (esa luz roja que queda encendida aún cuando apagamos los equipos) siempre consume energía ¡Incluso hasta 20 vatios! Quizás te pueda parecer un detalle mínimo pero si sumas todos los días 20 vatios al mes tienes 600. Eso sólo con un dispositivo. Si tienes televisores, equipos de música o cualquier otro equipo que quede en stand by te recomendamos que los desconectes hasta la próxima vez que los uses.

Además, trata de no enchufar varios aparatos en un mismo contacto, ya que si esto sucede, se pueden provocar cortocircuitos por sobrecarga. Por otra parte, te aconsejamos que desconectes los cargadores de móviles, tabletas, portátiles, etc. cuando no sean necesario. Aunque no lo creas, siguen consumiendo electricidad y, además, se calientan siendo más propensos a descomponerse.

2-Evita usar elementos de cocina eléctricos.

maquinaria de hosteleria

La tendencia en el sector gastronómico reside en volver a los orígenes. Esto quiere decir que muchos chef están cada vez más usando las mismas herramientas y utensilios que sus madres o abuelas.

Por lo tanto, intenta evitar usar aparatos electrónicos cuando no sean totalmente necesarios. Por ejemplo, para batir huevos, remover salsas, etc. que puede hacerse de forma manual.

Ofrecer un menú hecho por nuestras propias manos le otorga un punto adicional a nuestro servicio.

3-Coloca barreras de aire en el acceso al restaurante.

maquinaria de hosteleria

Estos elementos minimizan el intercambio de temperatura entre el interior y el exterior en cualquier época del año. De esta manera, si fuera hace calor y dentro está fresco (o viceversa) el sistema que usemos para acondicionar el ambiente trabajará de forma más eficaz.

La instalación de cortinas de aire o puertas dobles puede traer como consecuencia un ahorro de hasta el 70% y además ofrecen mayor confort tanto para los clientes como los empleados.

4-Revisa la instalación eléctrica.

Si es necesario invertir para cambiar ciertos aparatos o conexiones, no dudes en hacerlo. Si una instalación no está en perfectas condiciones gastará bastante energía y eso repercutirá en la factura de la luz.

5-Aprovecha la iluminación natural.

En el techo puedes colocar bloques translúcidos para que ingrese la luz del sol durante el día. También puedes instalar ventanales grandes en la fachada. Incluso la orientación del local te ayudará a iluminar sin necesidad de encender las bombillas hasta que anochezca.

Ten cuidado porque muchas veces lo que da luz también da calor. Para evitarlo te aconsejamos que instales un sistema de protección solar regulable que te permitirá no mantener el aire acondicionado encendido todo el día.

Los sombreamientos fijos son ideales para las fachadas con orientación sur. Este tipo de sistema suponen hasta un 50% menos de gasto en refrigeración, 25% menos en calefacción y 50% menos en iluminación.

6-Aplica equipamiento de cocina industrial más eficaces.

Las cocinas industriales son una buena opción para no utilizar electricidad. También puedes adquirir otros electrodomésticos que utilizan gas natural (llamados gasodomésticos) o los bitérmicos que evitan el calentamiento ineficiente del agua.

Además, elige sistemas de regulación automática de extracción y aparatos que se pueden programar o que tienen sensores. De esta manera los empleados no deberán estar pendientes y al mismo tiempo estarás ahorrando bastante energía. En la actualidad hay sistemas sofisticados que se ajustan de acuerdo con las necesidades puntuales de cada cocina industrial.

7-Coloca lámparas LED.

maquinaria de hosteleria

Aunque es verdad que las bombillas, tubos y focos con tecnología LED son más costosos que los incandescentes o fluorescentes, es bueno saber que sólo el gasto inicial es superior. Con el paso del tiempo, todo es ahorro y beneficios.

Las luminarias de este tipo no sólo gastan menos energía, sino que además duran más que las otras, no elevan la temperatura (se pueden manipular sin problemas) y el tipo de luz es más ameno para los clientes y empleados. Puedes ir cambiando las bombillas a medida que se vayan quemando para no hacer una inversión grande de una sola vez.

8-Aprovecha los flujos de aire.

En establecimientos grandes y con muchas ventanas se pueden abrir de forma estratégica para que acondicione el salón sin que los comensales se den cuenta. El viento puede ingresar de forma natural a tu restaurante para que reduzcas el uso del aire acondicionado en verano.

La técnica es simple: por cada lugar de entrada de aire debe haber uno de salida para que el mismo circule. Así, el aire caliente del interior (incluyendo el de la cocina) sale, y el fresco ingresa.

 9-Utiliza climatización inteligente.

La tecnología está a nuestra disposición y debemos tenerla siempre en cuenta. Una inversión inteligente se traduce en un negocio inteligente. Por ejemplo, puedes regular correctamente el termostato de la calefacción y del aire acondicionado.

En la medida de lo posible, cambia la instalación centralizada por una dividida por zonas. De esta forma, sólo encenderás el área donde hay gente o es necesario según el momento del día.

No es lo mismo la parte delantera del salón que tiene contacto con el exterior que la del centro o la del fondo. Coloca un termostato en cada lugar y enciende el aire acondicionado cuando deja de estar en los grados centígrados recomendados (y agradables para comer o trabajar).

10-Elige telas según la época del año.

Esto incluye las cortinas, los manteles, el revestimiento de las sillas o asientos, y hasta la vestimenta del personal. En invierno puedes usar telas más pesadas para que el calor no se “evapore” y en verano más livianas para que el calor no aumente. Aunque no lo creas, este cambio supondrá menos gasto en calefacción o aire acondicionado.

11-Aprovecha las energías renovables.

Cada vez son más los establecimientos que invierten en tecnologías “modernas” y amigables con el medio ambiente (y con el bolsillo). Por ejemplo, puedes usar energía solar térmica para el agua caliente que se emplea a diario o paneles solares para las luces del salón.

12-Pinta con colores claros.

Tanto las paredes como el techo deben estar pintados con tonos claros (blanco, celeste, rosa, etc.), que son mucho más luminosos y permiten que la luz artificial no sea tan necesaria. Sin importar cuál sea el estilo o la decoración de tu establecimiento, trata de que al menos una parte “acepte” los colores claros.

13-Reemplaza balastros, motores, ventiladores.

En el sector de la cocina, hay muchos elementos que gastan bastante energía eléctrica y que se pueden sustituir para hacer un uso más eficiente de la electricidad. Por ejemplo, puedes cambiar los balastros magnéticos convencionales por los electrónicos para gastar hasta un 30% menos en la factura.

Un balastro es una bobina que se intercala con el tubo de iluminación fluorescente y mantiene un nivel elevado de intensidad de luz. Además, te aconsejamos que reemplaces los ventiladores, los motores y las bombas de capacidad sobrada por aquellos equipos más acordes a la carga de operación del establecimiento.

14-Usa equipos de alta eficiencia.

La tecnología es cada vez más avanzada y aunque en la mayoría de los casos su implementación supone una inversión interesante, también es verdad que el ahorro y los beneficios que trae aparejado no pueden dejarse de lado.

Muchos dueños de restaurantes, bares o cafeterías que acaban de abrirse paso en este sector directamente ya compran estos sistemas. Por el contrario, los que disponen de maquinaria de hostelería obsoleta o anticuada acumulan bastantes pérdidas ya que precisan constante mantenimiento y atención.

Ya sea porque estés pensando en abrir un restaurante y necesitas todo el equipo (incluyendo salamandras cocina, cubertería, electrodomésticos, mobiliario, etc.) o que hace tiempo que estás en este sector, desde La Hostelera te recomendamos que pongas en práctica estos consejos para ahorrar en iluminación, calefacción y utilización de herramientas en la cocina.

Puedes comenzar con lo más pequeño, que es comprar luces LED o desconectar los aparatos que no estás usando, y ya notarás un cambio en la próxima factura de la luz.

 Desde la Comunidad de La Hostelera te ofrecemos nuestra ayuda para cualquier duda que tengas con tu negocio de hostelería. No dudes en ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos en todo lo que esté en nuestra mano.

Fuente: Comunidad La Hostelera, Marketplace para Hostelería y Alimentación.

 

V – COMENTARIOS NOTICIAS PROFESIONALES

El consumo de energía: Se trata de uno de los conceptos, junto con los impuestos que ha sido la causa de muchos cierres de locales de hostelería y restauración.

Conviene seguir las recomendaciones de los expertos tal como hemos reflejado en el punto anterior.

Es importante revisar la factura y evitar conceptos que no se disfruten. Igualmente, en restaurantes, la Organización de la Cocina y la Formación del Personal en el uso eficiente.

El Gobierno debe intervenir y controlar este asunto, para evitar sobresaltos de esta naturaleza.

 

Madrid, 18 de agosto de 2021

Oscar Fernández de Pinedo

Noticias Profesionales

 

 

 

Subscríbete a nuestra newsletter

Toda la información que necesitas en tu email