Selección Semanal 10 de Julio – INFORME ESPECIAL SOBRE EMPRENDIMIENTO Y CAPACIDAD CREADORA VS. ADMINISTRACION Y GESTION EFICAZ DE NEGOCIOS


10 Jul . 2021

25 mins

DESTACADO RESUMEN SEMANAL

Emprendimiento y Capacidad Creadora vs. Administración y Gestión eficaz de Negocios

Planteamiento:  Emprendimiento vs. Administración

Acabamos de ver cómo se cede la Alta Dirección de un negocio a un Administrador cualificado, como es el caso de Jeff Bezos con Andy Jassy, en Amazon.

Además, que las grandes tecnológicas, Apple, Microsoft, Google, también han delegado funciones directivas en personas cualificadas para desarrollar y gestionar sus negocios respectivos. Microsoft a Satya Nadella y Google a Sunder Pichai.

Hemos analizado distintos artículos expuestos por especialistas y tratamos de invitar a la reflexión sobre las cualidades y capacidades de los sucesores de los creadores o grandes innovadores de nuestro tiempo.

Nos preguntamos sobre las características necesarias para la continuidad en los negocios, cómo se interpretan en el mundo empresarial y en el campo académico, cuáles son los enfoques de las Escuelas de Negocio en cuanto a preparación para el liderazgo, la dirección y el emprendimiento.

Otro ejemplo, a nivel más local, lo tenemos en la reciente adquisición de la cadena de supermercados Sánchez Romero, por El Corte Inglés. En este caso, un profesional del sector Alimentación que, procedente de una cadena regional, pasa a otra especializada en productos premium. La adquisición por parte de El Corte Inglés tiene un objetivo estratégico, aprovechar la capacidad de gestión demostrada por Enric Ezquerra en Sánchez Romero, donde ha pasado de vender 35,9 a 61 M€ en el último ejercicio. Además con la idea de desarrollar el modelo a nivel nacional, donde El Corte Inglés es líder en supermercados de alta gama.

Artículos y Notas seleccionadas: 

1.Cinco Días: AMAZON sin Jeff Bezos: La Dirección de Amazon encomendada a su nuevo CEO Andy Jassy. 

 Amazon sin Bezos: el relevo tras 27 años al frente | Compañías | Cinco Días (elpais.com)

Jeff Bezos, fundador de Amazon y Blue Origin.

Después de 27 años al frente de Amazon su creador, Jeff Bezos, delega su cargo en Andy Jassy, impulsor de Amazon Web Services, el negocio poderoso de computación en la nube del gigante tecnológico y el motor de la rentabilidad de Amazon.

Vemos que está decisión no ha sido la única, sino al contrario en los últimos años hemos visto como los creadores de las grandes tecnológicas han ido cediendo la gestión a personas de su confianza, para desarrollar y continuar los proyectos.

2.  Jeff Bezos entrega hoy la dirección de Amazon a Andy Jassy | protagonistas (expansion.com)

Andy Jassy estaba al frente del negocio de computación en la nube, el motor del beneficio de la compañía.

El fundador de Amazon Jeff Bezos deja hoy su puesto como consejero delegado en la compañía, que pasará a ser ocupado por Andy Jassy, quien ha estado en los últimos años al frente del negocio de computación en la nube a través de Amazon Web Services (AWS), filial del grupo.

Fue a principios este año cuando Bezos anunció que en verano abandonaría el cargo y que sería sustituido por Jassy, del que dijo:»Andy es muy conocido dentro de la empresa y ha estado en Amazon casi tanto tiempo como yo. Será un líder sobresaliente y tiene toda mi confianza».

3. Cambios Directivos en las Big Tech

Tras la salida de Jeff Bezos como CEO de Amazon, Mark Zuckerberg queda como “el último hombre en pie” entre los fundadores de los gigantes tecnológicos – Infobae

El fundador y CEO de Facebook Mark Zuckerberg (REUTERS/Erin Scott/Archivo)

Tras la salida de Jeff Bezos como CEO de Amazon, Mark Zuckerberg queda como “el último hombre en pie” entre los fundadores de los gigantes tecnológicos

El creador de la red social más grande del mundo sigue al frente de su compañía y se enfrenta al escrutinio de los entes reguladores y el estancamiento de su visión, a diferencia de los emprendedores que construyeron Microsoft, Amazon y Google

Una generación de fundadores carismáticos ha dejado sus empresas en manos de personas de confianza, que son operadores tácticos expertos pero no necesariamente visionarios.

4. APPLE: Tim Cook celebra una década prodigiosa al frente de Apple

Tim Cook celebra una década prodigiosa al frente de Apple | Directivos (expansion.com)

Hace una década, la petrolera ExxonMobil era la compañía más valiosa del mundo, Nokia lideraba el mercado de móviles, los ejecutivos aún tecleaban en una BlackBerry y la histórica IBM seguía siendo la tecnológica estadounidense líder en ingresos.

Por aquel entonces, Apple -de la mano de un iPhone aún en su infancia- continuaba su escalada al Olimpo tecnológico. Un ascenso que, diez años después, ha convertido a la compañía californiana en uno de los titanes empresariales más admirados y una de las marcas más icónicas del siglo XXI. Aupada por el éxito del iPhone, la multinacional ha generado en la última década (hasta el cierre de su año fiscal en septiembre de 2020) la friolera de 2,1 billones de dólares de ingresos, más que cualquier otra tecnológica, y ha sumado más de 1,9 billones de dólares a su capitalización bursátil, situándose en la actualidad como la compañía más valiosa del mundo con un valor que roza los 2,4 billones de dólares.

5. El emprendedor: ¿Un visionario o un desempleado?

Autor: Francisco Coll Morales, 2 julio 2020

El emprendedor: ¿Un visionario o un desempleado? | Economipedia

Steve Jobs

¿Qué es un emprendedor? ¿Todo autónomo puede considerarse un emprendedor? ¿Son los emprendedores visionarios con ideas o simplemente jóvenes que buscan un empleo? ¿Por qué emprenden los jóvenes? ¿Es el emprendimiento la solución al desempleo juvenil? Hablemos un poco sobre emprendimiento.

Ante la disyuntiva que se presenta al finalizar nuestros estudios universitarios, muchos son los estudiantes -cada vez más- que optan por la vía del emprendimiento y el autoempleo. Grandes personajes, considerados como célebres líderes sociales, han ido influyendo en los jóvenes estudiantes, despertando en ellos el deseo de aventurarse en el largo camino que conlleva el inicio de una actividad empresarial. Una actividad empresarial, la cual, además de ofrecerle unos rendimientos lo suficientemente óptimos como para vivir cómodamente, les permita, a éstos, al igual que a sus allegados iconos en el mundo de la empresa, dejar huella en el planeta, creando un producto o servicio que, ante una necesidad, irrumpa en la sociedad.

Steve Jobs, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg, son algunos de esos líderes que han hecho de emprender una aventura apasionante para los jóvenes egresados. De hecho, grandes productoras de cine, llevando sus historias a la gran pantalla, han hecho de la vida de estos personajes, tan destacados como incomprendidos, una inspiración para aquellos pequeños emprendedores que, en aras de parecerse a sus referencias en el mundo de la empresa privada, tratan de replicar hasta la forma de actuar, así como los patrones de vida, que tenían, y tienen, estos líderes. Incluso las propias universidades, destacando entre estas a instituciones como Harvard o el MIT, incluyen la vida de estos “soñadores” en sus planes académicos, tratando de que los alumnos encuentren una inspiración en ellos.

Así, con el paso del tiempo, el emprendimiento ha ido ganando cada vez más peso en la sociedad, tanto joven como adulta. Mientras que, a priori, el emprendimiento era considerado como una actividad a tiempo parcial que desarrollar hasta conseguir un buen empleo, en estos momentos se ha convertido en el objetivo, así como en el modo de vida, de cada vez más jóvenes, y no tan jóvenes, en el planeta. Una afirmación que recoge también la estadística, donde, para el caso de España, muestra cómo el 35% de los jóvenes, en un futuro próximo, quiere convertirse en emprendedor; algo que también ocurre en Latinoamérica, donde el número de jóvenes se eleva hasta el 40%. Así como, destacando por último la meca del emprendimiento, Estados Unidos, donde este porcentaje se eleva hasta rozar el 65%.

El emprendimiento: ¿Realidad o ficción?

Al igual que concluíamos el apartado anterior con unos números que, especialmente para el caso de los Estados Unidos, sorprendían por el porcentaje de jóvenes que, en relación a años anteriores, desean emprender, comenzamos este apartado diciendo que, mientras muchos de estos jóvenes, y no tan jóvenes, desean emprender, muy pocos lo consiguen. De hecho, pese a que se considere que el 63% de los jóvenes norteamericanos quiere convertirse en emprendedor al acabar sus estudios, la estadística también nos muestra cómo únicamente el 7% de la población activa en el país puede ser considerado como “emprendedores”, tal y como recoge el Small Business & Entrepreneurship Council.

En este sentido, hablamos de una situación que, como muestra la estadística, difiere mucho de la realidad. Y es que, lo ocurrido en Estados Unidos también se replica en otros países como España, donde el 17% de los ciudadanos en el país, tal y como muestran los datos oficiales que presenta el Gobierno, se puede llegar a considerar emprendedor. Como vemos, una estadística que no se ajusta tanto a esos números que, al inicio, comentábamos. Y es que, si nos vamos al caso de Latinoamérica, dicha situación se replica en los países latinoamericanos de la misma forma. En México, por ejemplo, mientras que 2 de cada 3 jóvenes (66%) desea ser emprendedor, la estadística muestra cómo únicamente el 35% de los ciudadanos en el país son considerados emprendedores. Obviamente, un dato que debe madurar y que, con la transición en la pirámide poblacional, irá creciendo; pero que, por el momento, sigue siendo escaso.

Además, cabe añadir que tanto para el caso de Norteamérica como para el caso de España, así como para México, los datos oficiales recogen entre esos “emprendedores” a aquellos ciudadanos que, por cuenta propia, desempeñan un oficio o una profesión como persona autónoma, siendo este el verdadero problema de la estadística. Y es que, pese a estar recogidos en el mismo bloque, no existe una clara diferenciación entre lo que es un emprendedor y lo que no. Pues, ambos son emprendedores por el hecho de iniciar y desarrollar un negocio, pero claramente existe una diferencia que, tipificada en estos líderes a los que hacíamos alusión al inicio, es bastante apreciable, así como destacable.

De hecho, de acuerdo con los estudios que se ofrecen en materia de emprendimiento, la medición de los emprendedores en un país, habiéndose medido por el número de años que se encuentra la empresa en funcionamiento, tampoco refleja una clara muestra de qué personas, dentro de la estadística, pueden ser considerados emprendedores, así como qué personas, habiendo iniciado un negocio y siendo, en teoría, emprendedores, no han generado un proyecto, sino que se encuentran en el desempeño de una profesión determinada por cuenta propia. Y esto es importante resaltarlo, pues afinar la definición del emprendedor es clave para el desarrollo de unas políticas que, habiéndose aplicado, siguen sin encontrar su potencial usuario en una estadística que, a la luz de los datos que se muestran en el artículo, no termina de concretar, así como ofrecer una imagen fiel.

Si a esto, además, le añadimos que, en el caso de Estados Unidos, únicamente el 4% logra establecerse como emprendedor, mientras que, en el caso de España, el porcentaje se establece en el 2,5%, la pregunta que uno se hace ante semejantes datos es: ¿Es el emprendimiento una realidad o una ficción?

¿Una solución alternativa al desempleo juvenil?

En los últimos años, mucho se ha hablado, también, del emprendimiento como una solución para el elevado desempleo juvenil que registran muchos países en el planeta. En España, por ejemplo, el desempleo juvenil asciende hasta el 33%, mientras que, para el caso de Latinoamérica, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), así como diversos organismos multilaterales, han definido su desempleo juvenil como la verdadera cúspide del iceberg, al registrar niveles en la Región que sitúan a 2 de cada 10 jóvenes latinoamericanos en situación de desempleo (20%). Esto ha dado cabida a diversas soluciones que, como el emprendimiento, podrían corregir una situación tan desagradable como alarmante.

Ante una situación en la que los distintos mercados laborales en el planeta se están enfrentando a un problema como el de no poder absorber a todos los jóvenes que egresan de las universidades, el emprendimiento, en ocasiones denominado “autoempleo”, ha ganado fuerza, presentándose como una alternativa a la hora de no encontrar empleo. Y es que, tal y como muestra el informe GEM, donde se analiza los motivos que llevan a los jóvenes a emprender en los distintos bloques económicos que integra el planeta, muchos son los países en los que se aprecia una clara tendencia a emprender por situaciones que, como el desempleo juvenil, impiden el acceso al mercado laboral; debiendo escoger el emprendimiento como única alternativa para evitar el desempleo. Para hacernos una idea de lo expuesto, en España, el porcentaje de emprendedores que emprende por la situación de desempleo es cercano al 45%; en México estaríamos hablando de casi un 85%; así como, en último lugar, en Estados Unidos sería del 42%. 

Volviendo a incurrir en errores que, como el contabilizar a todos los autónomos en el bloque de emprendedores, siguen desvirtuando el perfil del emprendedor en una estadística que, más que emprendedores, comienza a recoger a todos aquellos profesionales independientes que, en aras de corregir su situación de desempleo, comienzan una actividad por su cuenta que, como veremos a continuación, en muchos de los casos termina fracasando.

Así, es importante destacar esta situación. Pues, en muchas ocasiones, los gobernantes tratan de vendernos el emprendimiento como una alternativa apasionante, además de rentable; pero, a la misma vez, enmascarando en sus declaraciones situaciones tan desagradables, como frustrantes, como la que viven los jóvenes universitarios al acabar su carrera y tener que encontrar un empleo. Esto ha provocado que dichos bloques económicos fomenten políticas relacionadas con el emprendimiento, las cuales promuevan entre estos jóvenes a los que hacemos alusión, el deseo de emprender y no seguir ensanchando ese gran elenco de jóvenes que, ante la situación, se encuentran en desempleo. Unas políticas que, al margen, siguen presentando claras deficiencias para estos emprendedores, los cuales siguen encontrando serias dificultades en el inicio de su andadura profesional.

De hecho, es curioso, a la vez que llamativo, ver cómo en Estados Unidos, desde la oficina para emprendedores del Gobierno norteamericano, se emiten mensajes sobre la relajación en la venta del emprendimiento como una alternativa universal, dado el gasto que produce el fomentar políticas y destinar cuantías a unos emprendedores que, a la luz de los datos, acaban fracasando en su intento de ser un empresario.

Por tanto, en definitiva, estamos ante una situación en la que el emprendimiento no solo se presenta con serios matices que deberían concretarse, sino que se ha comenzado a utilizar como herramienta de la política económica para la reducción de desequilibrios que, como el desempleo juvenil, causan el desasosiego de la clase política. Esto ha provocado un fomento del emprendimiento desmesurado, el cual, en muchas ocasiones, lleva a los gobiernos a destinar grandes cuantías de capital público que acaban siendo desechadas por una realidad que, en el discurso, se omite con cierta frecuencia. Una realidad que pasa desapercibida ante la necesidad de fomentar un emprendimiento que, por el momento, se presenta más como una herramienta política que, por desgracia para los emprendedores, una herramienta para generar nuevos visionarios y generadores del cambio.

Fuente: Francisco Coll Morales, 2 julio 2020

6. Emprendimiento y liderazgo: La visión de las Escuelas de Negocio

Emprendimiento y liderazgo | IE Insights

By:Alexandra Rengel

Emprendimiento y liderazgo

¿Existe alguna relación entre liderazgo y emprendimiento? ¿Qué características debe reunir un líder y cuáles de ellas son comunes en un emprendedor? El terreno común: tener la capacidad de influir en otros, con o sin autoridad de mando.

Un líder, según el diccionario, es una persona con autoridad de mando o influencia. Sin embargo, esa definición se queda bastante corta. El experto en liderazgo Peter DeLisle es más preciso: “Ser un líder es tener la capacidad de influir en otros, con o sin autoridad de mando”. Es muy fácil dar órdenes y lograr que se obedezcan cuando se es un superior en la cadena de mando, pero la clave está en aquellos que, sin tener esa superioridad jerárquica, consiguen que otros compartan su visión y los sigan. Un ejemplo es el de un jugador de fútbol o de baloncesto que, sin llevar el brazalete de capitán, es capaz de hacer que sus compañeros lo sigan.

La capacidad de influir consta de tres elementos. El primero de ellos es la consciencia, que significa saber que las acciones tienen siempre un efecto. El segundo elemento es la habilidad en términos de comunicación, resolución de conflictos y toma de decisiones. Y el último es el compromiso con sus ideas, que implica la toma de decisiones que pueden no siempre gustar a todo el mundo y lidiar con sus consecuencias.

Visión, personalidad, honestidad, persistencia, ser trabajador… Son muchas las cualidades que se suelen atribuir a los líderes, por lo que a veces es difícil identificarse uno mismo con todos estos adjetivos. Sin embargo, tener la capacidad de influir en otra persona es una capacidad claramente de liderazgo.

El problema es que la educación se ha basado siempre en estructuras muy rígidas, haciendo parecer que cada persona encaje dentro de una función del organigrama, dando por hecho que hay líderes y seguidores. Todo esto hace que el estándar de líder sea tan alto que muy pocas personas se ven a sí mismas con ese perfil. Sin embargo, cualquier profesional puede desarrollar esta habilidad siempre y cuando cuente con la formación adecuada, tenga pasión por su trabajo y se rodee de un buen grupo de apoyo. Debemos pensar en nosotros mismos como líderes.

Es muy fácil dar órdenes y hacer que se obedezcan cuando se es un superior en la cadena de mando, pero la clave está en aquellos que, sin tener esa superioridad jerárquica, consiguen que otros compartan su visión y los sigan.

Esa clase especial de liderazgo

Un ejemplo de emprendedor y de líder a la vez es Ludwick Marishane. Mientras pasaba un rato con sus amigos, uno de ellos comentó la necesidad de darse una segunda ducha debido al enorme calor que hacía y estar sudando de nuevo. Esta necesidad iluminó a este sudafricano de 18 años que escribió el plan de negocio de lo que hoy se conoce como el “baño seco” (dry bath). Con él ganó un premio de 10.000 dólares y se convirtió en la persona más joven de su país en registrar una patente. Hoy es presidente de la empresa que fabrica este producto, que se puede distribuir en zonas del mundo en las que no hay agua y permite la prevención de muchas enfermedades. En figuras como la de Ludwick Marishane se observan las características comunes entre un líder y un emprendedor, como la visión de futuro, la dedicación y la capacidad de trabajo.

Otro líder emprendedor, Steve Jobs, hablaba en una entrevista sobre lo difícil que es crear una empresa porque, aparte de tener que contar con la formación adecuada, requiere una relación constante e intensa con otras personas y saber elegir a los colaboradores que pueden hacer que la empresa tenga éxito o sea un fracaso. De hecho, el fundador de Apple aseguraba que el éxito depende, en gran medida, de las personas de las que te rodeas, de las que es importante su cualificación, su inteligencia y, sobre todo, si se entregan.

Una capacidad propia de los emprendedores es su habilidad para adaptarse. El emprendedor no siempre sabe hacia dónde quiere ir y a veces se abren nuevos caminos que explorar. Para aprovecharlos, debe mantener la mente abierta. Es bastante común entre los emprendedores cambiar su modelo de negocio porque la idea que habían imaginado no funciona en la práctica. Esta capacidad de reconocer errores y adaptarse a las circunstancias reales marca la diferencia entre el éxito y el fracaso de un negocio. Un fracaso que, por otra parte, no tiene el mismo significado en este perfil de líderes, ya que saben que detrás de cada fracaso hay una lección importante que los acerca al éxito.

 Fuente: IE Insights, Alexandra Rengel, 2017

7.ENRIC EZQUERRA, un apasionado del Sector de la Alimentación

Enric Ezquerra, un apasionado del sector de la alimentación | Opinión | Ci(elpais.com)

Enric Ezquerra, un apasionado del sector de la alimentación

La cadena de supermercados Sánchez Romero especializada en el segmento prémium acaba de ser comprada por El Corte Inglés.

Características directivas

Sara Rivas nos describe en este artículo las características directivas de Ezquerra, lo que ha permitido un relanzamiento de la cadena Sánchez Romero y un probable desarrollo de este tipo de establecimiento a nivel nacional, donde El Corte Inglés tiene una buena implantación, especialmente en productos premium.

A Ezquerra le gusta liderar equipos, es dialogante, participativo. Le gusta escuchar, preguntar y debatir, Ahora tendrá que desarrollar el nuevo proyecto junto con El Corte Inglés. Estamos convencidos de que ECI respetará la filosofía de desarrollo empresarial que proponga Enric Ezqerra, ya que será la fórmula para obtener éxito a nivel nacional.

8. Emprendimiento intergeneracional, la segunda juventud de las empresas familiares

Emprendimiento intergeneracional, la segunda juventud de las empresas familiares | IE Insights

Competitividad y crecimiento | Emprendimiento | Estrategia | Innovación

By: Enrique Ogliastri

Emprendimiento intergeneracional la segunda juventud de las empresas familiares

Las nuevas generaciones que se ocupan de los negocios familiares tienen ante sí el reto de implantar procesos de renovación e innovación que hagan competitivas a estas organizaciones. Se trata de un objetivo clave para la supervivencia de estas empresas, cuyo papel en la economía es fundamental por el valor que aportan.

La entrada de nuevas generaciones en las empresas familiares puede dar paso a nuevas decisiones estratégicas que deben aportar soluciones a un reto común en este tipo de negocios: ¿cómo mantener el espíritu empresarial del fundador con las posibles renovaciones de procesos, socios, tecnologías o productos? Esta serie de propuestas permiten que la organización alcance una especie de segunda juventud, adaptándose a las necesidades empresariales actuales. De esta forma, será capaz de competir de tú a tú con sus rivales en el mercado.

La trayectoria de las empresas familiares a nivel global evidencia su importancia en cuestiones de creación de empleo y riqueza en las regiones en las que operan. Han promovido un desarrollo local que, en muchas ocasiones, no ha estado exento de obstáculos. Y es que, en términos generales, todas ellas transitan con retos ineludibles derivados del cambio generacional: desafíos que no tienen otro tipo de organizaciones y que se gestionan de distinta forma, en función del perfil de cada generación entrante.

 Nuevos actores, nuevos emprendimientos

Tras el importante legado de los fundadores, los negocios familiares aterrizan en manos distintas, con una visión diferente, en muchos casos, a las de los antecesores. A este otro emprendedor se le distingue por un alto grado de motivación de logro, su capacidad de innovación para mejorar lo existente y sus aspiraciones de gran crecimiento. Además, a este nuevo gestor se le presupone una especie de “destrucción creativa” destinada a mejorar los procesos productivos y así ganar en competitividad.

En su mentalidad, el cortoplacismo sigue siendo su forma de actuar, pero también domina su visión a largo plazo en la búsqueda de objetivos ambiciosos. Si hay algún rasgo que define a los emprendedores de éxito, ese es su obsesión por los resultados y la sensación de que siempre tienen un reto más que superar. En este escenario de alta exigencia se puede producir la entrada en la empresa de administradores externos. En muchos casos, la opción inteligente es delegar en profesionales externos a la familia.

 Valores familiares, un activo importante (para bien o para mal)

Uno de los medios para perdurar en el mercado es la innovación. Sin embargo, la empresa familiar tiene una verdadera razón de ser sobre la que se apoya gran parte de su actividad: los valores familiares. Para bien o para mal, estos valores marcan el camino para cualquier entidad, si bien muchos han tenido que dejarlos a un lado al ser más bien perjudiciales para el negocio o comprometer el crecimiento empresarial.

De cualquier modo, para las empresas de éxito, desde su primera generación, estos valores han sido su principal activo y han representado la hoja de bitácora y un legado plagado de anécdotas y recuerdos de todos los miembros que participaron en el crecimiento del negocio. Entre esos valores destacan la autonomía, la innovación, la capacidad para asumir y controlar riesgos, la productividad o el coraje. Partiendo de estas bases, las presentes y futuras generaciones han tenido que impulsar ese espíritu emprendedor.

En este proceso de renovación pueden haberse dado algunas de las acciones siguientes:

  • Realizar para todos los integrantes de la familia talleres de capacitación sobre creación de empresas y planes de negocio, confiando en que vean la luz en el futuro de la propia entidad.
  • Desarrollar foros y debates internos para dar entrada a ideas innovadoras, con el compromiso de apoyar los proyectos ganadores.
  • Impulsar programas internos de emprendimiento, identificando así a los potenciales miembros familiares que puedan destacar por su talento.
  • Crear un fondo de capital semilla dependiente de la junta directiva y constituido por miembros independientes a la familia.
  • Diseñar un holding para invertir en nuevos proyectos. Esto podría implicar la búsqueda de nuevos socios inversores fuera de la empresa.
  • Integrarse en redes de emprendimiento (universitarias, estatales, sectoriales, etc.).

En muchos casos, la opción inteligente es delegar en profesionales externos a la familia.

Errores comunes

No obstante, en ese proceso de transmisión de conocimientos y valores también se pueden clasificar errores que son recurrentes en la trayectoria de las empresas familiares. Estas equivocaciones se producen en tres situaciones: en el manejo de conflictos, sin saber enfrentarse a los problemas; en el proceso de elaboración de un protocolo familiar, copiando modelos de otra empresa; y en la formulación de la estrategia, al no tener la capacidad necesaria para desarrollar un plan estratégico.

Para gestionar estas circunstancias, lo primero que debe quedar claro son las reglas del juego establecidas por todos los miembros, es decir, la constitución de un protocolo en el que podría ser útil un comité asesor integrado por personas independientes.

Basándose en dicho protocolo, la resolución de conflictos puede ser más fácil de abordar. Aun así, el proceso es más importante que el propio contenido, ya que a lo largo de este período se aprende a negociar sanamente, distinguiendo los límites y las diferencias entre empresa, familia y accionistas. En última instancia, la elaboración posterior del plan estratégico dependerá de la relación entre estos tres agentes.

Superar estos retos y asegurar la renovación del negocio no es tarea sencilla ni desde luego un proceso de la noche a la mañana. Sin embargo, sí que es una condición necesaria para la supervivencia y desarrollo de las empresas familiares. Y es que, además de ganar dinero, las motivaciones de las personas vinculadas a estos negocios van más allá, buscando crear valor en el terreno económico y social.

Fuente: IE Insights  

Comentario final Noticias Profesionales:

  • Nos gustaría haber suscitado interés suficiente, sobre este interesante asunto.
  • Las características y cualidades que encontramos en los dirigentes de empresas o negocios frente a los emprendedores o innovadores. 
  • Las decisiones que se toman y su lógica interpretación. 
  • Las necesidades que van apareciendo y las soluciones que se encuentran.
  • A veces las clasificaciones son fáciles de realizar, desde un punto de vista teórico, pero difíciles de aplicar y resolver en la práctica.
  • Seguiremos comentando aspectos como los analizados con la intención de ayudar a la reflexión y enriquecer nuestro conocimiento sobre comportamiento empresarial.

 

Subscríbete a nuestra newsletter

Toda la información que necesitas en tu email